Al presunto asesino de Vanessa Guillén se le asignó un soldado sin pistola para custodiarlo antes del suicidio

El Ejército no dice cómo Aaron Robinson obtuvo el arma y culpa a los medios por su escape de la base de Fort Hood

Al presunto asesino de Vanessa Guillén se le asignó un soldado sin pistola para custodiarlo antes del suicidio
La soldado especialista Vanessa Guillén.
Foto: Familia Guillén / Cortesía

TEXAS – El secretario del Ejército de los Estados Unidos, Ryan McCarthy, admitió que no sabe si algún día habrá justicia para la fallecida soldado Vanessa Guillén, pero tiene muy “claro” que el Ejército le ha fallado a su familia.

En una entrevista con ABC-News el secretario dijo que se “tienen que encontrar respuestas” y que van a tomar acción en contra de las personas que fallaron.

Investigadores del Ejército dijeron que el especialista Aaron Robinson asesinó a martillazos a Vanessa en la base Fort Hood el 22 de abril. Según documentos de la corte, la novia de Robinson, Cecily Aguilar, ayudó a deshacerse del cuerpo.

Robinson se dio un tiro en la cabeza cuando oficiales intentaron interrogarlo. Aguilar se encuentra en la cárcel esperando su día en corte luego de haber sido acusada por manipulación de evidencia.

ABC-News transmitirá el viernes un programa especial de “20-20” dedicado al asesinato de Vanessa y en un adelanto del reportaje se reveló que aparentemente el incidente donde un hombre ingresó a las regaderas mientras que Vanessa se estaba bañando es “un mal entendido”, y que no fue Robinson el soldado que presuntamente entró.

La general mayor Donna Martin, quien es la jefa de la investigación del asesinato, dijo que el incidente en cuestión ni siquiera ocurrió en la zona de regaderas.

“Ella (Vanessa) estaba detrás de unas ramas y se estaba limpiando con toallas higiénicas en el campo durante un entrenamiento, y su sargento caminó cerca del área y escuchó ruido… El sargento preguntó si había alguien y Vanessa se identificó. El sargento le preguntó qué hacía y ella le contestó que realizaba higiene personal”, explicó Martin en la entrevista con “20-20”.

La general aseguró que no encontraron evidencia de acoso sexual entre Robinson y Vanessa.

Entre otros detalles revelados se dio a conocer la manera en que Robinson logró escaparse de la Base Militar de Fort Hood la noche que presuntamente se suicidó cuando la Policía de Killeen estaba por arrestarlo.

Oficiales de la base ordenaron que Robinson fuera detenido el mismo día que se encontraron los restos de Vanessa, porque ya tenían una buena idea de que estaba involucrado en la muerte de la soldado, pero al detenerlo lo hicieron de una manera muy descuidada, según el relato de Martin.

Robinson fue metido en un cuarto y se le asignó a un soldado desarmado para custodiarlo. Robinson aprovechó para salir corriendo del cuarto y aunque el soldado encargado de cuidarlo lo persiguió Robinson logró subirse a un vehículo y abandonar la base.

Investigadores no ofrecieron detalles sobre cómo Robinson logró conseguir el vehículo ni tampoco quieren informar sobre la manera que se hizo de la pistola con la que se suicidó al momento que fue detenido por oficiales de la Policía de Killeen en el exterior de la base.

Martin, sin embargo, aseguró que la pistola que Robinson usó no era del Ejército.

La general mayor culpó a los medios por el escape de Robinson.

“Él se enteró por los medios que habían encontrado los restos de Vanessa… Robinson tuvo acceso a las noticias con su celular y la cobertura fue lo que causó que Robinson tomara la decisión de escapar”, dijo Martin.