Pareja nudista quiere seguir viajando por el mundo sin nada de ropa, pero con mascarilla

Hay varias razones por las que las personas practican el nudism, desde conectarse con la naturaleza hasta la aceptación del cuerpo
Pareja nudista quiere seguir viajando por el mundo sin nada de ropa, pero con mascarilla
Un grupo de nudistas protesta la semana pasada frente a la Alcaldía de San Francisco, por la propuesta que considera la municipalidad, de prohibir el nudismo en público.
Foto: AP

El naturismo puede ser un enigma para algunos, pero una pareja está dispuesta a educar a más personas sobre lo que realmente significa disfrutar de la vida completamente desnudo.

Nick y Lins, de Gante, Bélgica, a través de su blog Naked Wanderings, esperan cambiar la forma en que la gente piensa sobre el naturismo.

La pareja tiene 30 años, y después de probar la desnudez social hace 12 años, ahora trabajan a tiempo completo como blogueros de viajes naturistas, compartiendo sus experiencias y dejando que el mundo vea “de qué trata el naturismo a través de los ojos de dos personas de 30 años”.

Obviamente, no puedes decidir convertirte en nudista y simplemente comenzar a caminar en público sin ropa, por lo que una de las preguntas más importantes con respecto a la práctica es, ¿cómo te involucras? Para Nick y Lins, comenzó cuando Lins recibió un vale por un día en un centro de bienestar, y la pareja descubrió que los lugares más agradables tenían políticas de no usar ropa.

“Era cumplir con la política o ir a un centro bastante más cutre, solo para poder quedar con los trajes de baño puestos”, dijeron a Unilad sobre su experiencia.

“No pudimos encontrar mucha información o testimonios sobre lo que sucede en estos lugares, por lo que no teníamos idea de qué esperar. Cuando estacionamos nuestro coche, había unos 50 coches más.

Nos dimos cuenta de que íbamos a ver más personas desnudas ese día de las que habíamos visto en toda nuestra vida. Y que mucha gente nos vería desnudos. Al principio, fue un pensamiento aterrador“, explicaron.

En cuestión de minutos, Nick y Lins se dieron cuenta de que sus miedos eran innecesarios: nadie los miraba, no era extraño y no era sexual. Fue una gran experiencia que los dejó ansiosos por aprender más.

La pareja comenzó a visitar regularmente spas y centros de bienestar de este tipo y, después de un par de años, decidieron seguir experimentando con campamentos naturistas.

Aunque tuvieron algunos contratiempos, explicaron que “el naturismo viene con una curva de aprendizaje”, y sus momentos embarazosos los convirtieron en buenos recuerdos.

Para ayudarlos a evitar cualquier paso en falso innecesario, la pareja intentó investigar más sobre el naturismo, pero lo que encontraron en línea fue “increíblemente aburrido o muy condescendiente”.

No queriendo que otros se desanimen por el contenido, crearon Naked Wanderings para demostrar que el naturismo “no es solo algo para hippies y abuelos, sino un estilo de vida que puede ser disfrutado por cualquiera”.

La pareja combina sus pasión por el naturismo y los viajes. Emprenden rutas, mientras actualizan su blog con historias de sus experiencias y guías útiles para viajes naturistas.

Lo que más les gusta de la práctica es la comodidad, tanto física como mental.

Como blogueros de viajes naturistas, es comprensible que la pareja pase gran parte de su tiempo desnudos, pero sus vidas no giran en torno a estar desnudos. No odian la ropa, ni se desnudan por el simple hecho de pasar el rato en casa, pero si no hay razón para vestirse, simplemente no lo hacen

A lo largo de sus viajes, Nick y Lins han descubierto cómo el naturismo varía en todo el mundo, al darse cuenta de que la desnudez social es practicada con mayor frecuencia por las generaciones mayores en los EE.UU. y Europa, mientras que en América del Sur ellos son los más mayores.

La pareja reconoce que el nudismo podría perderse si las generaciones más jóvenes no continúan con la práctica. Algunos complejos turísticos y clubes están a punto de desaparecer porque no pueden atraer a miembros más jóvenes. Pero si se organizan eventos atractivos y actividades llamativas, esto puede cambiar.

Desde que comenzaron su blog, Nick y Lins han comenzado a recibir mensajes y correos electrónicos de otras personas de su edad agradeciéndoles por ayudarles a presentarles el naturismo.

Hoy en día es complicado vivir bajo estas premisas de naturalidad, ya que se impone el llevar mascarilla para no contagiarse. 

Para muchos naturistas, un lugar en Francia, es un destino tradicional de las vacaciones de verano.

Pero un rebrote de casos de coronavirus en este lugar puso un foco de luz incómodo sobre su estilo de vida alternativo.

En los últimos días, Francia experimentó un aumento en los contagios de Covid-19. La zona sur del departamento de Hérault, y Cap d’Agde en particular, donde se encuentra este complejo naturista que es el más grande de Europa, es donde se dan los mayores números de casos.

El 30% de 800 personas examinadas dieron positivo.

Esta “villa naturista” es una comunidad apartada, donde no solo se practica el nudismo sino también se dan intercambios de parejas y otras prácticas sexuales. En definitiva, hay mucho contacto entre personas.

“Todos están en contacto cercano durante todo el día y, por supuesto, desnudos”, dijo una pareja swinger a la BBC.

Cubrirse el rostro dentro del pueblo es obligatorio, pero las mascarillas y el distanciamiento social no encajan realmente con el modo de vida naturista.