Exdirector del FBI defiende ante el Senado la investigación del FBI sobre vínculos entre Trump y Rusia

Comey criticó los ataques de Barr al Rusiagate: 'No tengo idea de qué diablos está hablando'

Exdirector del FBI defiende ante el Senado la investigación del FBI sobre vínculos entre Trump y Rusia
El ex director del FBI, James Comey.
Foto: EFE/MICHAEL REYNOLDS

El exdirector del FBI James Comey defendió el miércoles sus acciones para investigar posibles vínculos entre la campaña presidencial de Donald Trump en 2016 y agentes rusos, una investigación llamada en clave por el FBI como “Crossfire Hurricane”.

Comey testificó ante el comité judicial del Senado como parte de su supervisión de la investigación.

“Crossfire Hurricane” fue el nombre en clave que se le dio a la investigación del FBI sobre los vínculos entre la campaña de Trump y los funcionarios rusos, así como si hubo coordinación entre las dos partes para interferir en las elecciones de hace cuatro años, conocida también como Rusiagate.

Comey cuestionó las afirmaciones de Trump, los senadores republicanos y el fiscal general William Barr de que la investigación no tenía fundamento y tenía motivaciones políticas.

Comey rechazó los ataques del fiscal general William Barr a la investigación del FBI sobre Rusia, argumentando el miércoles que los esfuerzos del Departamento de Justicia para desestimar los cargos contra el primer asesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn, eran “profundamente preocupantes”.

“No tengo idea de qué diablos está hablando”, dijo Comey cuando se le pidió que respondiera a los comentarios de Barr de que la investigación del FBI sobre Rusia era “abominable”.

“Esta fue una investigación, fue basada apropiadamente y se dio a conocer lo que debía darse a conocer y fue principalmente conducida de la manera correcta, recogida por el fiscal especial, condujo a la acusación de decenas de personas y un hallazgo por su colegas en el Senado que el jefe de la campaña de Trump era una grave amenaza de contrainteligencia para los Estados Unidos de América porque estaba canalizando información a un conocido oficial de inteligencia ruso”, agregó Comey. “La idea de que el fiscal general crea que fue un intento ilegítimo de investigar eso me desconcierta”.

La investigación finalmente resultó en casi 200 cargos criminales y docenas de acusaciones o declaraciones de culpabilidad, después de que el fiscal especial Robert Mueller se hiciera cargo de su cargo.

Comey ha estado fuera del gobierno durante más de tres años, luego del despido de Trump en mayo de 2017.

Pero las acciones del FBI que ocurrieron durante el mandato de Comey todavía se están disputando en los tribunales, el Congreso y en la cuenta de Twitter del presidente.

La investigación del FBI y el enjuiciamiento de Flynn por parte de Mueller todavía se libra en la corte, luego de que el Departamento de Justicia buscara desestimar los cargos a principios de este año.

Junto con dos sondeos republicanos del Senado, John Durham, el fiscal que está investigando la investigación del FBI sobre Rusia bajo la dirección de Barr, aunque no se espera que el trabajo de Durham concluya antes de las elecciones.

Con información de CNN