Nunca llegaron los refuerzos: el Barcelona volvió a hacer el ridículo en el mercado de fichajes

Sergiño Dest fue la única contratación que solicitó Ronald Koeman

Nunca llegaron los refuerzos: el Barcelona volvió a hacer el ridículo en el mercado de fichajes
Memphis Depay se quedó esperando su "inminente" fichaje por el Barça.
Foto: Getty Images

El Barcelona se ha convertido en el equipo que peor ficha en el fútbol europeo, sus limitaciones económicas y su incapacidad corporativa ha convertido al equipo azulgrana en el hazmerreír de los últimos mercados.

Y esta ocasión no ha sido la excepción: llegó la fecha límite para hacer contrataciones y el Barça solamente fichó a Sergiño Dest, un jugador clave en una posición clave, pero claramente insuficiente para un equipo al que le urgía un central y un delantero centro.

También llegó Miralem Pjanic pero más por un movimiento de rescate económico en una especie de trueque por Arthur que por una solicitud real del entrenador, quien ni siquiera era entrenador del Barça a esas alturas.

El resto de incorporaciones para este curso ya se oficializaron en el mercado de invierno: Trincao, Pedri y Matheus Fernandes, este último ni siquiera ha sido presentado como nuevo jugador azulgrana.

¿Memphis Depay? ¿Eric García? Fiueron simples espejismos mediáticos para los ojos de la afición del club catalán que claramente siempre supo que nunca estuvieron a su alcance.