La Highlander Platinum se desliza sin esfuerzo para total comodidad

Esta Toyota midsize trae gran variedad de accesorios y es de fácil operación

La Toyota Highlander Platinum 2020 es suave y silenciosa.
La Toyota Highlander Platinum 2020 es suave y silenciosa.
Foto: Armando Varela / Cortesía

La Higlander Platinum 2020 que probamos nos sedujo desde el inicio. Su manejo es suave y su estilo es impecable. Es silenciosa y su interior es espacioso y lujoso.

Es una versión nueva del clásico modelo, una ‘midzise’ que se ubica entre la RAV 4  y la Sequoia en tamaño y cuesta 54,000 desde $35,000 para el modelo básico.

El ingreso de los pasajeros a la tercera fila es fácil porque los asientos de la segunda fila son independientes y se pliegan adicionalmente; vienen además con puertos de conexión USB y tomas de corriente, asi como persianas en las puertas laterales y control  de clima separado.

Tiene una cámara estilo dron que muestra el auto completo, además de otras que revelan sus puntos sensibles durante la reversa y un espacio trasero muy práctico aunque no muy grande para colocar paquetes sin tener que bajar el espaldar de la tercera fila de asientos.

Adelante, el modulo central vienc on una placa para cargar el celular ubicada arriba de una generosa bodega de almacenamiento y otra bandeja delantera bajo la pantalla de comandos que deja acomodar artículos pequeños que siempre se pierden en el ‘universo paralelo’ que parece existir bajo los asientos de los autos, además de un amplio compartimiento para lentes con un curioso espejo gran angular.

Su pantalla de infotainment no es muy grande pero la unidad de mando es voluminosa y permite determinar el clima y calentar o enfriar los asientos con el uso de botones fáciles de encontrar y operar, aunque su apariencia general necesita otra actualización en nuestra opinión.

El sistema te avisa si un chico se queda por error (como ha pasado tristemente en el pasado) como varios vehículos de tres líneas de asientos en los que se dificulta una rápida revisión.

Tiene una opción para manejar en la nieve y el barro, así como selectores para modos de conducción regular o sport que regulan un motor V6 de 3.5 Litros con suficiente fuerza y pique al acelerar, una caja automatica de 8  velocidades y tracción en las 4 ruedas.

La Highlander viene tambien con  sistema de prenvención de colisión, monitor de punto ciego, asistente de carril, sistema de detección de peatones y luces automáticas, entre otros.

El fabricante reporta un promedio de consumo de combustible de 23 millas por galón que llega hasta 27 en la autopista, lo que lo hace un auto razonable  a la hora del gasto diario.

El modelo que probamos venía con ‘moonroof’ panorámico, rines de aluminio de 20 pulgadas y 11 parlantes JBL.

En general, el utilitario nos mostró un sinigual balance de poder, espacio y accesorios que calificamos como recomendable, además de una experiencia de manejo muy agradable.