Morenistas en el exterior decepcionados por los candidatos para presidente de Morena

Pero quien quiera que sea el próximo líder, le piden que voltee los ojos hacia los migrantes mexicanos

Morenistas en el exterior decepcionados por los candidatos para presidente de Morena
Porfirio Muñoz Ledo, uno de los candidatos a dirigir Morena en México. (Reforma)
Foto: Agencia Reforma.

Líderes de Morena en el área de Los Ángeles expresaron que ninguno de los candidatos a dirigir este partido político mexicano, es de su agrado.

Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado se disputan la presidencia de Morena, el partido que llevó a Andrés Manuel López Obrador a ser presidente de México.

El 16 de octubre comenzó la tercera encuesta para elegir al líder de Morena en México, luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó la convocatoria para llevarla a cabo. El sondeo termina el 22 de octubre, y los resultados se darán a conocer el sábado 24 de octubre.

“Es un fraude. Por su pasado, Mario Delgado no podría ser un buen líder. Fue un ‘chucho’ del PRD. Porfirio Muñoz Ledo ni siquiera a Morena se ha afiliado. No tenemos opción”, se lamentó Guadalupe Adabache, ex diputada por el estado de Zacatecas en México y co-coordinadora de Morena en California.

Se conoce como “Chuchos” a quienes fueron parte de la corriente encabezada por Jesús Zambrano y Jesús Ortega en el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Porfirio Muñoz Ledo. (Reforma)

Sin embargo, Adabache dijo que si tuvieran que escoger al candidato menos malo, se inclinaría por Muñoz Ledo. “Siempre ha sido de izquierda; y su historia viene de los principios de Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas. Tiene una visión binacional”.

Gabriel Palacios, presidente del Comité de Morena en Long Beach y Cerritos, dijo que ninguno de los dos candidatos representa el espíritu de Morena. “Ambos tienen otras ideologías que no van de acuerdo con este partido. Nosotros queremos gente comprometida y consecuente con lo que dice. Delgado quiere ceder senadurías y diputaciones; y Muñoz Ledo le quiere quitar poder al presidente”.

Agregó además que considera a Muñoz Ledo como arrogante, un sabelotodo y alguien con quien no se puede dialogar porque contesta muy agresivo.

Palacios no negó que él quería que Yeidckol Polevnsky fuera la dirigente nacional de Morena porque dijo que ella ha demostrado lealtad al presidente y al partido. 

Originario de Guerrero y siempre identificado con la izquierda, mencionó que quisiera que el nuevo dirigente tome en cuenta a los migrantes. “Necesitamos reforzar la protección consular. Hay gente inocente detenida por migración, que la necesita”.

Mario Delgado, Líder parlamentario de Morena. (Reforma)

Aniceto Polanco, presidente del Comité de Morena en Compton, California, y uno de los fundadores de Morena, dijo que ni Delgado ni Muñoz Ledo reúnen las expectativas. 

“Estamos decepcionados. Se van por una encuesta para elegir al dirigente, y no sabemos qué va a pasar. Quien debe conducir el barco en las elecciones son personas con principios. Vamos a tener poco dirigente para mucho pueblo”.

Así que anticipó que van a seguir luchando por las vías alternas para que se cumpla la Cuarta Transformación. 

Por lo pronto, dijo que si pudiera votar para elegir dirigente, se abstendría.

“Sería lo más correcto con mis ideales. Sigo apoyando al partido, pero somos más Obradoristas que Morenistas. Morena fue el vehículo para llevar a Andrés a ser presidente. Sin embargo, no lo han sabido dirigir. Es muy triste y lamentable.”

Añadió que seguirán exigiendo representación como senadores y diputados migrantes. 

Exigimos esos derechos, y que nos den los espacios. Nos hemos ganado ser representados por los verdaderos migrantes, expulsados económicos por las malas políticas neoliberales”.

Juan José Gutiérrez le apuesta a Porfirio Muñoz Ledo para dirigir Morena. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

Juan José Gutiérrez, presidente del partido Morena-Comité Los Angeles y consejero nacional, dijo que la decepción y el desánimo tienen que ver con el hecho de que Morena no se ha comportado y actuado como un partido político. “La falta de formación de cuadros y educación política han sido una de las fallas”.

A eso hay que agregarle, dijo, las rencillas internas y la grilla para posicionarse en términos de las campañas políticas que se avecinan en el 21 y por la presidencia en el siguiente sexenio.

Señaló que se ha dejado en la orfandad a los 38 millones que según el presidente ya viven en EE. UU. “Ha sido poca la atención a los mexicanos y mexicanas de acá”.

Juan José comentó que espera que quien quede, cumpla con la gran deuda con los mexicanos que son parte de Morena en el exterior.

“En lo personal, yo apoyo al diputado Porfirio Muñoz Ledo para que sea el líder de Morena.Tiene mucha experiencia por haber dirigido partidos políticos, al PRI cuando era monolítico y al PRD”.

Reconoció que aunque ya es muy mayor de edad, cuenta con una gran lucidez mental, sabiduría y determinación para implementar las políticas que hagan de Morena un partido de vanguardia en ambos lados de la frontera.

Por definirse esta semana quién dirigirá el partido Morena que fue el vehículo que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México. (EFE)

Lo que quisiéramos es que el nuevo líder le dé juego a los mexicanos dentro y fuera de México. Nunca ha habido un solo mexicano o mexicana que quede en un cargo del comité ejecutivo nacional, ni en la secretaría de política internacional, siempre son mexicanos que viven en México”. 

Aunque aclaró que recientemente se eligió a Martha García quien vive en Los Ángeles, como secretaria de los mexicanos en el exterior y política internacional, pero fue en un congreso muy cuestionado, al parecer sin quórum.

Juan José no dudó que el otro candidato Mario Delgado sea un buen elemento, pero dijo que definitivamente ni de lejos tiene la trayectoria de Muñoz Ledo quien además de todo siempre se ha caracterizado por exigir que se le preste más atención a los mexicanos en Estados Unidos.

“Siento que en esta etapa de elecciones de gobernadores, podría hacer un buen papel así como en preparación de nuevos líderes. La Escuela de Formación Política debió funcionar desde hace dos años”.