Increíble cambio de una iglesia abandonada

La iglesia se ve increíble en comparación a la ruinosa apariencia anterior, aún así todavía queda pendiente terminar la reforma

Una iglesia de 800 años, que estaba en mal estado después de décadas de desuso, ha sido rehabilitada de manera increíble.

St Denis es una iglesia catalogada en East Hatley, Cambridgeshire, en Reino Unido, que fue abandonada en 1961.

En 2016, Friends of Friendless Churches, una organización benéfica que salva lugares de culto antiguos, ya en desuso pero hermosos, que son de interés arquitectónico o histórico, informa Cambridgeshire Live.

Antes de que el ayuntamiento local se comprometiera a reparar el edificio, St. Denis era “esencialmente una ruina cubierta de pasto”, dijo la organización benéfica.

Según el “portero” del singular edificio, Peter Mann, de 74 años, ha sido “fantástico” ver la transformación de St Denis. Siempre la vio en ruinas desde que se mudó por primera vez al pueblo en 1982.

“En ese momento, la iglesia estaba abandonada y parecía triste”, dijo Mann.

El ayuntamiento del Distrito de South Cambridgeshire adquirió la iglesia en 1985 cuando el edificio había sido despojado incluso de las tablas del piso.

Con el deber de proteger el lugar, el consejo se puso a trabajar para reparar las paredes y el techo, y gracias a la generosa financiación de English Heritage y otros contribuidores, se ha hecho resistente al viento y al agua.

“Pero no sabían qué hacer con el edificio”, agregó Mann.

Afortunadamente, la belleza de la arquitectura victoriana de William Butterfield, responsable del diseño del edificio, llamó la atención de la organización y en noviembre de 2016 adquirió la iglesia junto con una subvención de $80,000 dólares del ayuntamiento.

Desde entonces, sus ventanas y pisos han sido restaurados, y los detalles medievales remanente, algunos de las cuales datan de 1217, han animado a muchos a visitar la iglesia.

Sin embargo, se está agotando el tiempo para completar los trabajos de restauración.

Según los términos de una nueva subvención del gobierno del pasado octubre de 2020, tienen hasta el 31 de marzo para reparar las ventanas en el presbiterio de la iglesia.

Es poco tiempo, por lo que se está considerando la posibilidad de una extensión del plazo de subvención del Fondo de Recuperación de la Cultura.