¿Conoces las ayudas del condado de Los Ángeles para evitar el desalojo?

Ofrece representación legal contra desahucios, medición y asistencia financiera para inquilinos y caseros

El condado de Los Ángeles te ofrece una variedad de recursos para que te mantengas en tu hogar. (Getty Images)
El condado de Los Ángeles te ofrece una variedad de recursos para que te mantengas en tu hogar. (Getty Images)
Foto: Jasper Juinen / Getty Images

¿Sabías que si has sido afectado en tus ingresos por la pandemia de COVID-19, y tienes problemas para pagar la renta o tu hipoteca, el condado de Los Ángeles te ofrece una variedad de recursos para evitar el desalojo o el embargo, y llegar a un arreglo con tu casero o tu prestamista?

Funcionarios del condado de Los Ángeles participaron en la videoconferencia “Manteniendo a los angelinos en sus hogares en la pandemia: el condado ofrece ayuda con los desalojos, embargos, resolución de disputas y prevención del desamparo”, organizado por Ethnic Media Services.

Un estudio reciente de UCLA – Universidad de California en Los Ángeles – dice que al menos 365,000 inquilinos no tienen en su hogar un adulto que esté empleado o con suficientes ingresos para pagar la renta”, dice Dana Pratt, jefa de protecciones del inquilino del Departamento del Consumidor y Asuntos de Negocios.

Por eso es que en marzo, pusieron en marcha la moratoria contra los desalojos en el condado que termina el 31 de enero del próximo año, a menos que sea extendido por la junta.

“La moratoria está diseñada para prevenir que los inquilinos residenciales y comerciales sean desalojados si no pueden pagar la renta por COVID-19. Impide además que los caseros impongan cobros o intereses por pagos tardíos”.

Aclara que no es un perdón de la renta sino un aplazamiento del pago. “Tendrás que pagar la renta en un periodo de 6 a 12 meses. Si no puedes, debes tratar de llegar a un acuerdo con tu casero”.

Muchas familias están luchando por mantenerse en sus hogares, pese a que sus ingresos han sido afectados por la pandemia. (Aurelia Ventura/La Opinión)

El condado de Los Ángeles recientemente lanzó el programa Stay house L.A. County para apoyar a los inquilinos de bajos ingresos que enfrentan desalojo y a los de las comunidades vulnerables.

“Ha sido cuidadosamente diseñado para proporcionar apoyo amplio a los inquilinos que han sido desalojados a pesar de las protecciones en vigor”.

Ademas proporcionan representación legal, asistencia temporal para el pago de la renta, talleres para que conozcan sus derechos y acceso a otros servicios en el condado.

“Una de las estadísticas más alarmantes es que el 90% de 10 inquilinos van a la corte de desalojo sin representación legal, y este programa va a ayudar en la defensa contra el tsunami de desahucios que se avecina”, expone Pratt.

Si usted es un inquilino y tiene preguntas sobre sus protecciones de desalojo o sobre su arrendador, y desea conocer sus derechos y responsabilidades, puede llamar y hablar al 833-223-7368. 

“Estamos disponibles de lunes a viernes de 8:30 a.m. a 5:30 p.m. para responder cualquier pregunta. También puede visitarnos en rent@lacounty.gov o puede visitar LACountyhelp center.org.

Para poder acceder a la representación legal completa, deben tener un ingreso anual de $56,300 para una familia de 4, que viene siendo 50% del ingreso medio del área.

La pandemia de COVID-19 ha afectado a inquilinos y propietarios de vivienda. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Ayuda para propietarios de casa

Azucena Favela, subdirectora del Departamento del Consumidor y Asuntos de Negocios del condado de Los Ángeles, dijo que a diferencia de la recesión de 2008, la pandemia está impactando a inquilinos y propietarios por igual.

“Los propietarios que experimenten problemas financieros como pérdida del empleo o reducción de las horas de trabajo por COVID-19, deben saber que hay una moratoria en vigor en embargos hasta enero de 2021. Hay también una oportunidad si el dueño de la propiedad es elegible para un plan de aplazamiento que reduce la hipoteca; o les permite una pausa hasta por 6 o 12 meses”,

Para quienes son caseros, lo primero que tienen que hacer es contactar a sus prestamistas para ver qué opciones tienen, basado en su hipoteca; y hacerles ver que los desafíos económicos por los que están pasando, están relacionados con COVID-19”.

Enfatiza que el condado tiene un equipo de consejeros que los ayudan a caminar durante el proceso.

Los animo a llamar al Centro de Ayuda para Desastres del Condado (L.A. County Disaster Help Center), donde tenemos un equipo de agentes que pueden responder y conectarte con estos recursos en el teléfono 833-238-4450”.

También motivó a los propietarios de vivienda a conectarse con alguno de sus consejeros para que entiendan todas sus opciones antes de tomar una decisión mayor sobre su propiedad.

El condado de Los Ángeles ofrece mediación para inquilinos y caseros.(Shutterstock)

La mediación, otro recurso de ayuda

Maritza Gutierrez, jefa de la División de Mediación y Consejería del Departamento de Asuntos del Consumidor, dice que muchas de las mediaciones que hacen ahora tienen que ver con la moratoria temporal de desalojos.

“El mediador no puede ponerse de lado de nadie sino ayudarlos a llegar a un acuerdo que sea lo mejor para ambas partes”.

Revela que tienen una plataforma donde las partes pueden hacer propuestas online desde la comodidad de sus casas o negocios. “De hecho, pueden platicar uno con el otro, pueden descargar documentos y mandar mensajes a los mediadores”.

Y cuando una persona se registra para un programa de mediación, le dan un número de PIN para que puedan entrar y ver el estatus de su solicitud. “Como la mediación es voluntaria, no podemos obligar a las partes a participar, pero pueden responder la petición declinando el proceso o para señalar que está de acuerdo en participar”.

La mediación está disponible en inglés, español, chino y coreano.

El condado de Los Ángeles ha recibido miles de solicitudes de ayuda para la renta. (Aurelia Ventura/ La Opinión)

Asistencia de emergencia

Emilio Salas, administrador en funciones de la Autoridad de Desarrollo de Vivienda del condado de Los Ángeles, recuerda que entre los programas que han lanzado, el más reciente fue para proveer $110 millones en asistencia de emergencia para la renta. “En dos semanas recibimos casi 90,000 solicitudes; y para el programa de Alivio de la Renta, tuvimos 150,000”.

La ayuda para la renta fue por $2,000 por familia, y trataron de enfocarse en las comunidades más golpeadas por COVID-19 como la ciudad de Bell Gardens, y el sur de Los Ángeles.

Comenta que muchos caseros se quejan de que los inquilinos toman ventaja de estas ordenanzas para no pagar la renta, pero ellos encontraron que más del 70% de las personas que recibieron ayuda del gobierno no obtienen la cantidad total del beneficio para el que son elegibles. “La razón es que muchos de ellos han hecho todo lo posible para mantenerse al día con el alquiler, incluso obteniendo préstamos para el día de pago, de la tarjeta de crédito y de amigos y familiares”.