Dicen que Renata Flores, famosa actriz de Televisa, villana de “Rosa Salvaje”, vive en la calle

La actriz encarnó a la recordada Leopoldina en una de las telenovelas más queridas y exitosas de México

Guillermo Capetillo junto a Verónica Castro, protagonistas de "Rosa Salvaje".
Guillermo Capetillo junto a Verónica Castro, protagonistas de "Rosa Salvaje".
Foto: Mezcalent

El nombre de Renata Flores podrá no ser reconocido en primera instancia por muchos, pero de seguro otros la recordarán de inmediato por haber sido una de las villanas de la telenovela “Rosa Salvaje” protagonizada por Verónica Castro, en donde Renata le dio vida a Leopoldina. Ahora, ha trascendido que Flores después de ser una reconocida villana, vive en la calle.

Según expuso el portal de la revista People, Renata Flores, vive ahora en un automóvil, ya que no tiene una casa para vivir. Además, parece que muchos están pidiendo ya ayuda en su nombres, porque además de no tener un hogar fijo, la también cantante de 70 años de edad, también se enfrenta a problemas de salud.  

Dicho medio señala que el youtuber Alejandro Zúñiga dio a conocer esta información, después de recibir mensajes de vecinos de la antigua actriz en donde exponían a través de fotografías esta penosa y triste situación.

Al parecer la intervención Zúñiga también motivo a La Asociación Nacional de Actores (ANDA) quienes confirmaron esta situación, y han empezado los trámites para que la actriz puede ser recibida en la casa de retiro de la ANDA. “Al respecto de la C. Renata Flores, les informamos que el C. Jesús Ochoa [Secretario general de la ANDA] le brinda ayuda para dejar la situación de calle”, explicó dicha institución por medio de su cuenta de Twitter. También añadió: “Mientras se espera la respuesta de La Casa del Actor a la solicitud que la ANDA ya ha realizado para que la compañera sea admitida en dicha institución”.

Sin embargo a través del mismo se expuso un audio de voz por parte de la actriz, en donde pide expresamente lo siguiente: “Hola, qué tal… soy Renata Flores. Estoy bien y como en casa, protegida y rodeada de amigos. Mejor, imposible. Por favor, acallen la mala información que circula de mi persona. Besos y abrazos. ¡Los quiero!”.