Habrá un cheque de al menos $600 dólares en el paquete de ayuda económica por el coronavirus

Las negociaciones ahora sí contemplan un nuevo cheque de ayuda económica de al menos $600 dólares. o más en el caso de familias

El Congreso está cerca de aprobar más ayuda económica.
El Congreso está cerca de aprobar más ayuda económica.
Foto: EFE/MICHAEL REYNOLDS

Los negociadores del Congreso cerraron el miércoles un paquete de ayuda por la pandemia de coronavirus de $900 mil millones de dólares, que otorgaría subsidios adicionales de “protección de cheques de pago” a las empresas, $300 dólares semanales de cheques de desempleo y $600 dólares o más de pagos de estímulo para la mayoría de los estadounidenses.

La medida, demorada durante mucho tiempo, se estaba consolidando cuando los negociadores del Capitolio finalmente lograron compromisos difíciles, a menudo a expensas de los deseos demócratas más ambiciosos, y esto permitirá completar la propuesta para el segundo gran paquete de ayuda económica por la pandemia.

Los detalles aún se están resolviendo, pero los legisladores de ambos partidos dijeron que los líderes acordaron un total de alrededor de $900 mil millones de dólares, con pagos directos de quizás $600 para la mayoría de los estadounidenses, aunque puede ser más para familias, y un beneficio de desempleo federal adicional de $300 dólares por semana que parcialmente reemplace el beneficio de $600 semanales que expiró este verano.

El Congreso avanza para alcanzar acuerdo de ayuda económica esta semana

Un cheque de estímulo de $600, la nueva propuesta de la Casa Blanca

También incluye la renovación de semanas adicionales de beneficios estatales por desempleo para los desempleados a largo plazo.

Si bien los detalles aún no eran definitivos, también se espera que el paquete proporcionara miles de millones de dólares para la distribución de vacunas y el apoyo a escuelas y pequeñas empresas, pero omitiría las protecciones de responsabilidad por coronavirus que los republicanos han buscado durante mucho tiempo y un flujo de fondos dedicado a los gobiernos estatales y locales en el que se insistió por los demócratas: los dos puntos de fricción más polémicos.

Clic aquí para obtener actualizaciones sobre la ayuda económica.