FOTOS: Así se vio la Estrella de Belén desde Los Ángeles

Si usted no pudo ver en el cielo la conjunción entre Júpiter y Saturno el lunes, aún tiene la oportunidad de hacerlo al atardecer

El lunes ocurrió un fenómeno natural nunca antes visto por las generaciones de seres humanos en vida y fue la alineación exacta entre Júpiter y Saturno, haciendo que ambos iluminaran el cielo justo antes de Navidad como la famosa Estrella de Belén lo hizo de acuerdo a las narraciones religiosas.

Y aunque la noche del lunes 21 de diciembre de 2020 fue el encuentro más cercano entre ambos planetas en 400 años, el fenómeno se podrá ver por algunos días más en el cielo justo después de la puesta del sol.

Así se vio la conjunción entre ambos planetas desde el Observatorio Griffith en Los Ángeles, donde decenas de personas acudieron a observar el cielo desde un punto alto y sin obstáculos en el horizonte.

Angelinos esperando la hora del fenómeno. / PATRICK T. FALLON / AFP via Getty Images
Decenas de personas fueron al Observatorio. / PATRICK T. FALLON/AFP via Getty Images
Los planetas desde el Observatorio Griffith. / PATRICK T. FALLON / AFP via Getty Images
Vista panorámica de Los Ángeles. / PATRICK T. FALLON/AFP via Getty Images

Según los especialistas, la última vez que se dio una alineación entre ambos planetas con tanta cercanía fue en el año 1623.

Para verlo en California esto es lo que tiene que hacer:

– Busque un lugar donde tenga el horizonte despejado, puede ser un parque o una terraza.
A la hora del atardecer (4:48 p.m.) dirija su vista hacia el horizonte con dirección al suroeste.
– Si quiere ver los planetas a detalle e incluso sus lunas orbitando alrededor, use binoculares o un telescopio.
– Tenga en cuenta que el fenómeno se puede apreciar solo por dos horas después de la puesta del sol, pero será visible por varios días.
– Ambos planetas se verán como una sola estrella enorme en el cielo.

LEER MÁS
Alex Padilla se convierte en el primer latino en representar a California como Senador de los Estados Unidos
Nueva cepa de coronavirus: cómo la nueva variante detectada en Reino Unido puede afectar a las vacunas