Por primera vez todos los representantes de la ciudad de Madera son latinos

La representación política de las ciudades del Valle Central está cambiando; cada vez se parece más a los constituyentes que representan

Por primera vez todos los representantes de la ciudad de Madera son latinos
Santos García es el nuevo alcalde de Madera.
Foto: Santos García / Cortesía

Desde hace algunos años se observa en el Valle Central de California un lento pero firme aumento de la presencia de líderes políticos latinos y de otros grupos étnicos.

Tradicionalmente, ciudades y comunidades con un gran porcentaje de población latina eran gobernadas por anglos, pero esto podría empezar a ser algo del pasado.

Por ejemplo, en las últimas elecciones del 3 de noviembre del 2020, la ciudad de Madera eligió como alcalde a Santos García y a una concejal afroamericana. De esta manera, y por primera vez en su historia, el gobierno de esta ciudad no tiene representantes de origen blanco.

Madera está ubicada en el condado de ese mismo nombre, a 20 millas al norte de Fresno y su actividad económica principal, como la de todos los condados del Valle Central, es la agricultura.

Artemio Villegas representante del distrito 6. (Madera)

De los casi 66 mil habitantes, en la ciudad de Madera el 78% de los residentes son de origen latino (Datos del Bureau del Censo, 2019). Lo más destacado de su composición étnica es la fuerte presencia indígena: Triquis, Zapotecos, Mixtecos, Purépechas, y otras comunidades conviven mientras conservan sus idiomas, costumbres y tradiciones.

Madera es quizá la ciudad “más indígena” de California junto a Arvin, en el condado de Kern.

Como muchas ciudades del país, Madera está dividida por una línea que separa dos sectores de la población: por un lado los trabajadores y personas de bajos ingresos y por el otro, la clase media y alta. Esta línea en muchas ciudades del Valle Central es la carretera 99 que une Los Ángeles con Sacramento.

“Donde vivimos nosotros, en el barrio, casi no hay banquetas y muy poca iluminación”, dice Santos García, el nuevo alcalde de la ciudad. “Y esto en parte es porque los concejales que se elegían no vivían en sus distritos y no tenían interés en invertir en mejorar los barrios. Ahora queremos cambiar esto”.

García es hijo de trabajadores agrícolas originarios de Texas que viajaban por todo el país siguiendo la ruta de las cosechas. “Mis hermanos y yo nacimos en Arizona, California, Ohio…” comenta García.

Finalmente en 1971 su padre consiguió trabajo estable en Madera como encargado de irrigación. Esto le permitió comprar una modesta casa que poco a poco fue ampliando y mejorando.

Aunque nació en Arizona, García —quien durante 31 años fue trabajador postal— se considera de Madera, donde en 2018 ganó las elecciones para representar al distrito 5 en el ayuntamiento de la ciudad. Y ahora, al ganar la alcaldía, ese distrito quedó vacante hasta que se elija un nuevo representante.

Por primera vez, Madera no tiene representantes anglos en la ciudad. En 2020, García realizó su campaña electoral en conjunción con los candidatos Artemio Villegas y Anita Adams. Los tres ganaron.

El nuevo mapa político del ayuntamiento quedó conformado con García como alcalde y con los representantes Cecelia, “Cece” Gallegos en el distrito1; José Rodríguez en el 2; Steve Montes en el 3; Anita Evans en el 4;  Artemio Villegas en el 6 y el distrito 5 está vacante.

Cecelia “Cece” Gallegos representante del distrito 1. (Madera)

Lo notable de este nuevo gobierno local es el interés por mejorar las condiciones de vida y de trabajo de la población local.

“Además de banquetas e iluminación, queremos atraer nuevas fuentes de empleo. Por ejemplo la industria del cannabis (mariguana)”, dice con entusiasmo García, padre de cinco hijos. “Ya no es un producto prohibido, pero queremos regularlo y asegurarnos que pagan sus impuestos”.

De acuerdo al nuevo alcalde, el presupuesto de Madera no ha sufrido dramáticamente el impacto de la pandemia del COVID 19. Administrar el presupuesto de manera balanceada es la preocupación de García.

“Cuando asumí en 2018 como concejal, pregunté por qué teníamos en una ciudad que no es muy rica algunos funcionarios ganando $200-$300 mil dólares anuales”, dice García. “Hicimos ajustes y desde entonces ahorramos dos millones de dólares. Si pagamos salarios tan altos en una ciudad pequeña, entonces hay menos recursos para arreglar las calles”.

García y el nuevo ayuntamiento continuarán con estos ajustes, incluyendo el presupuesto de la policía que equivale al 60% del presupuesto de la ciudad.

García tiene una agenda llena, principalmente el presupuesto de la ciudad y cubrir la vacante del distrito 5. “Ojalá sea alguien de color, que hable el idioma de la gente que vive en Madera”, dice con optimismo García. “Queremos que el gobierno de la ciudad sea una representación de lo que somos”.