El vicegobernador de Texas que dijo que los abuelos deberían sacrificarse por la economía hoy pide que los vacunen

Ahora Dan Patrick tiene un punto de vista muy diferente y se encuentra pidiendo que las personas mayores de 75 años sean prioridad

El vicegobernador de Texas que dijo que los abuelos deberían sacrificarse por la economía hoy pide que los vacunen
El vicegobernador de Texas Dan Patrick.
Foto: Dan Patrick Lt. Gov. Office / Cortesía

TEXAS – Cuando la pandemia daba sus primeros horrorosos pasos por Texas y amenazaba a personas ancianas, el vicegobernador de Texas, el republicano Dan Patrick, dijo que los abuelos como él estaban dispuestos a morir con tal de no dañar la economía.

Patrick en aquel entonces se mostraba en contra del cierre de la economía a pesar de que los casos y las hospitalizaciones se elevaban peligrosamente.

“Mi mensaje es que volvamos al trabajo, volvamos a la vida, seamos inteligentes al respecto y aquellos de nosotros que tenemos más de 70 años nos ocuparemos de nosotros mismos, pero no sacrifiquen al país. No hagan eso”, dijo el republicano.

Ahora Patrick tiene un punto de vista muy diferente y se encuentra pidiendo que las personas mayores de 75 años sean prioridad en el programa de vacunas contra el COVID-19.

Actualmente, las regulaciones estatales establecen que podrán acceder a la vacuna las personas mayores de 65 años o aquellas mayores de 16 años que tengan alguna condición médica crónica que los ponga en mayor riesgo de morir.

Las condiciones médicas consideradas críticas para acceder a la vacuna son: cáncer, enfermedad crónica de riñones, enfermedades pulmonares crónicas, obesidad, embarazo, problemas de inmunodeficiencia y diabetes tipo 2.

En marzo, Patrick se refirió a las restricciones de salud pública para prevenir la expansión del virus como amenazas para la vida de los estadounidenses y que por eso estaba dispuesto a morir para proteger la economía de EE.UU. para sus nietos. “Estamos frente a un colapso económico”, aseguró.

Este martes la postura de Patrick es acelerar la vacuna para los ancianos y tratar de administrarles las dos dosis en un periodo de dos semanas.

Patrick también dijo que después de que se logre vacunar a las personas de la tercera edad el siguiente enfoque sean los maestros y personas mayores de 65 años.

Te puede interesar: ¿Licencias de conducir para indocumentados en Texas? El tema será discutido en la Sesión Legislativa esta semana