Gobierno mexicano inicia juicio contra empresario Alonso Ancira, acusado de lavado de dinero en caso Emilio Lozoya

Alonso Ancira, acusado de corrupción y lavado de dinero por la venta a sobreprecio de una planta “chatarra”, fue extraditado de España a México y trasladado al Reclusorio Norte de la Ciudad de México

Gobierno mexicano inicia juicio contra empresario Alonso Ancira, acusado de lavado de dinero en caso Emilio Lozoya
El empresario Alonso Ancira es extraditado a México y acusado de lavado de dinero por la venta a sobreprecio de una planta "chatarra" de Agronitrogenados a Pemex.
Foto: Agencia Reforma

El empresario Alonso Ancira, conocido como el Rey del Acero, llegó a México la tarde de ayer miércoles extraditado en un avión desde España para enfrentar los delitos de corrupción y lavado de dinero dentro del caso Emilio Lozoya.

El avión de la Fiscalía General de la República (FGR) que transportaba al empresario llegó al aeropuerto de Ciudad de México a las 17:10 (23.10 GMT), desde donde fue trasladado al Reclusorio Norte, ubicado al norte de la Ciudad de México, para comparecer ante el juez de control.

A su llegada, los abogados de Ancira presentaron una suspensión contra la orden de aprehensión para evitar que el empresario pisara la cárcel. Sin embargo pasada la noche, no lo lograron.

Se emitió (la suspensión), se dictó una suspensión provisional contra la ejecución de la orden toda vez que no es un delito grave que merezca una prisión preventiva oficiosa cómo lo marca la Fiscalía… Ellos van a hacer su trámite seguramente y lo pondrán a disposición, vamos a ver si el juez acata cómo debe de ser la suspensión provisional”, señaló el abogado José Luis Castañeda a la llegada de Ancira a México.

El vuelo de Ancira despegó en Palma de Mallorca (España), donde el magnate permanecía detenido desde su captura en ese aeropuerto en mayo de 2019, en cumplimiento de una orden de detención emitida por México, e hizo escala en Canadá antes de llegar a Ciudad de México.

Ancira enfrenta en México acusaciones por delitos que causaron “grave daño patrimonial” a la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), informó la Fiscalía mexicana.

La investigación contra Ancira se originó por una denuncia que Pemex presentó en marzo de 2019 “con motivo de una serie de delitos que motivaron un grave daño patrimonial a esa empresa”.

Los delitos que se le atribuyen están relacionados con la investigación por la venta a sobreprecio de una planta de fertilizantes “chatarra”, ubicada en Veracruz, hecha a Pemex en el año 2013.

Según las investigaciones, la venta de esa planta de Agronitrogenados fue de unos 500 millones de dólares por la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), cuando Pemex era dirigida por Emilio Lozoya Austin.

Fuentes del Gobierno de México indicaron que la planta de fertilizantes no tenía un valor que superara los 50 millones de dólares, por lo que se considera que el sobreprecio afectó de forma negativa las finanzas de Pemex, además de que dicha planta no funciona y es obsoleta.

El auto judicial argumenta que Ancira cooperó en el blanqueo de capitales de Lozoya, “pagando por adelantado” para que cuando este fuera el director general de Pemex se procediera a la “adquisición de una empresa obsoleta e inoperativa por un precio tres veces mayor del que realmente vale en el mercado, perjudicando con ello, además, los intereses públicos”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho en diversas ocasiones estar a la espera de que la empresa AHMSA regrese el pago de los 200 millones de dólares entregados por la administración federal anterior, encabezada por Enrique Peña Nieto, por la compra de la planta de Agronitrogenados.

A mediados del mes de enero, el mandatario mexicano aseguró que los nuevos socios de AHMSA aceptaron devolver los 200 millones de dólares al Gobierno, lo cual harían en varios pagos, aunque aún se espera que la FGR determine si es conveniente este acuerdo.

Inicia audiencia de Alonso Ancira

Después de seis horas de su arribo a la Ciudad de México, finalmente arrancó la audiencia en la que Alonso Ancira será imputado de lavado de dinero por el caso Agronitrogenados.

Poco después de las 23:00 horas de ayer, inició a puerta cerrada la diligencia judicial en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, informó el Consejo de la Judicatura Federal.

Como parte de las medidas de seguridad por el Covid-19, la audiencia de Ancira se lleva a cabo en dos salas judiciales interconectadas por videoconferencia, por lo que el imputado no estará físicamente frente el juez.

El CJF informó de la llegada del empresario al recinto judicial unos minutos antes de la 22:00 horas de ayer, sin embargo, se desconoce la forma en que fue trasladado del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México hasta el centro de justicia, así como el acceso por el que fue ingresado.

La Fiscalía General de la República imputará a Ancira el delito de lavado de dinero por la transferencia de 3.5 millones de dólares de su empresa Altos Hornos de México (AHMSA) a Emilio Lozoya, el ex director de Pemex.

La autoridad ministerial sostiene que esa suma fue un soborno para que Pemex le comprara a AHMSA la planta “chatarra” de Agronitrogenados en Veracruz.

Pero Ancira y el propio Lozoya han manifestado a las autoridades que estos pagos corresponden a dos contratos de servicios de consultoría inmobiliaria, relacionados con el Tren Interurbano México-Toluca y un proyecto ferroviario en Coahuila.

El delito de lavado no contempla la prisión preventiva de oficio, sin embargo, la Fiscalía puede pedir prisión preventiva justificada, alegando que el empresario se evadió de la justicia y cuenta con los recursos suficientes para salir del país, aspectos que constituyen un riesgo de fuga.

La audiencia de Alonso Ancira fue suspendida durante la madrugada y reiniciará este jueves a las 13:00 horas tiempo del centro de México.

Seguir Leyendo: Detienen en Acapulco a Mario Marín, exgobernador de Puebla