Naomi Osaka gana la final con claridad y es la reina del Abierto de Australia

Derrotó en la final a Jennifer Brady a quien se impuso en un poco más de una hora

Naomi Osaka, la nueva fuerza dominante del tenis mundial.
Naomi Osaka, la nueva fuerza dominante del tenis mundial.
Foto: EFE

La japonesa Naomi Osaka se impuso con claridad a Jennifer Brady, quien se estrenaba en final Grand Slam, por 6-4 y 6-3 que le sirvió para levantar su segundo título en el Abierto de Australia.

Osaka, que se convertirá en la número dos de la clasificación WTA, se hizo con su cuarta corona ‘major’ después de sus títulos en el Abierto de Estados Unidos (2018 y 2020) y el propio Abierto de Australia (2019).

“No pude jugar mi último Grand Slam con público, así que ver a toda esta gente en la grada significa mucho para mí”, comentó tras cerrar una final que duró apenas una hora y cuarto.

Osaka extendió su racha a veintiún partidos ganados de forma consecutiva que fueron la razón principal de su dominio en los dos últimos Grand Slam sobre superficie dura: sus títulos en Flushing Meadows y Melbourne Park.

Brady no pudo vengarse de su amarga derrota ante la misma rival en las semifinales del último Abierto de Estados Unidos, cuando cayó en el tercer set, después de mostrarse más errática al cometer 29 errores no forzados.