Pide un préstamo Covid-19 para “salvar su negocio” y lo gasta en artículos de lujo

Mujer pidió un préstamo de ayuda de Covid-19 por $149,000 dólares para salvar una empresa que ya no existe y señalan que lo gastó en artículos de lujo

Pide un préstamo Covid-19 para “salvar su negocio” y lo gasta en artículos de lujo
En caso de ser encontrada culpable la joven pasaría varios años en la cárcel.
Foto: Shutterstock

Jasmine Johnnae Clifton, de 24 años y residente de Charlotte, en Carolina del Norte, pidió un préstamo de ayuda por Covid-19 por $149,000 dólares para salvar una empresa que había cerrado en 2019.

De acuerdo con información publicada por CNN, la mujer lo habría usado para comprar productos en lugares como Louis Vuitton, Nordstrom, Neiman Marcus, IKEA y algunas tiendas de diamantes.

La joven es acusada de cargos de fraude por usar un negocio ya disuelto para obtener fondos de ayuda por el Covid-19, de acuerdo con información de la Fiscalía Federal del Distrito Oeste de Carolina del Norte.

El dinero obtenido forma parte de los fondos que proporcionó la Administración de Pequeñas Empresas de Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés) a las pequeñas empresas de Carolina del Norte que sufrieron daños económicos sustanciales por la pandemia.

La información señala que Clifton presentó documentos para solicitar recursos de la SBA para el negocio de ropa en línea Jazzy Jas LLC el 24 de julio de 2020, pero la empresa ya no existía en ese momento porque se disolvió en septiembre de 2019.

En la acusación se dice que la chica falseó información al afirmar que Jazzy Jas LLC había generado $350,000 en ingresos durante un período de 12 meses antes de la pandemia. Además acordó que el préstamo sería usado como capital de trabajo para aliviar el daño económico causado al negocio por el desastre que inició con la aparición del coronavirus el 31 de enero de 2020.

El 8 de agosto de 2020 se le depositaron los recursos a Clifton y el 17 de febrero, un jurado investigador la acusó de dos cargos. Por un lado, fraude electrónico en relación con un beneficio por desastre y fraude en relación con un desastre mayor o beneficios de emergencia.

Si se le encuentra culpable, los cargos podrían contemplar un máximo de 30 años de prisión cada uno y $1,250,000 en multas.

La joven acusada quedó libre con una fianza de $25,000 después de que comparecer ante la corte del lunes. Clifton se reservó el derecho de brindar declaraciones a CNN y su defensor se negó a hablar debido al estado pendiente del caso.

También te puede interesar:

¿Qué fue lo que se aprobó en la Cámara de Representantes y cuándo se entregaría el tercer cheque de estímulo?

Repartidor de pizza estalla en furia porque no le dieron propina luego de un viaje bajo la lluvia y su video se hace viral

Comenzó como vendedor ambulante de tamales en Nueva York y hoy factura más de $100,000 mensuales