Detienen masivo fraude de recaudación de dinero por teléfono en Estados Unidos

La empresa Associated Community Services (ACS) logró obtener más de $110 millones de dólares con llamadas engañosas en más de 30 estados

Detienen masivo fraude de recaudación de dinero por teléfono en Estados Unidos
ACS pedía fondos para "donaciones" y se quedaba el dinero.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

HOUSTON – El fiscal general de Texas, Ken Paxton, anunció este viernes que el estado, junto con la Comisión Federal de Comercio (FTC), otros 38 estados y el Distrito de Columbia, detuvieron una masiva operación de recaudación de fondos por teléfono por parte de la empresa Associated Community Services (ACS).

Un comunicado de la oficina del fiscal indicó que la compañía y otros acusados vinculados con la misma bombardearon a más de 67 millones de estadounidenses con 1,300 millones de llamadas engañosas cuyo supuesto objetivo era recaudar dinero para obras de caridad.

Como parte de un acuerdo con las autoridades, los perpetradores, que lograron obtener más de $110 millones de dólares, tienen ahora prohibido realizar actividades de recaudación de fondos, efectuar consultas en nombre de cualquier organización caritativa o no lucrativa, y usar llamadas automatizadas en cualquier forma de telemercadeo, indicó el comunicado.

Señaló que la demanda acusaba a ACS de recaudar dinero de forma fraudulenta, a sabiendas de que violaba la Regla de Ventas por Telemercadeo, y de hacer llamadas de acoso, que algunas veces llegaron a más de 1,3 millones de números telefónicos más de 10 veces en una sola semana y a 7.8 millones de números más de dos veces en una hora.

Asimismo, indicó que “ACS también era el principal recaudador de fondos para el fraudulento fondo contra el cáncer clausurado por la FTC y varios estados, encabezados por Texas, en 2015”.

“Mi oficina seguirá defendiendo a los texanos de buena voluntad que dan donaciones a las que creen son causas que valen la pena. El acuerdo de hoy es otra advertencia a los potenciales defraudadores: no se metan con Texas”, dice Paxton en el comunicado, que sin embargo no precisa si los acusados devolverán el dinero o si enfrentarán otras penas.