José Ron se somete a tratamiento estético usando su propia sangre: “No se siente nada”

El actor se sometió al llamado "facial vampiro", que consiste en inyectar el plasma y plaquetas que contienen su propia sangre

José Ron se somete a tratamiento estético usando su propia sangre: “No se siente nada”
José Ron.
Foto: Mezcalent

José Ron presumió uno de los secretos que le ayudan a mantener la piel de su rostro joven, en el que le inyectan su propia sangre.

El actor mexicano se une a la lista de famosos que recurren al llamado “facial vampiro”, tratamiento estético que consiste en sacar sangre de su cuerpo que posteriormente se somete a un proceso de centrifugado, que separa el plasma con sus respectivas plaquetas, los cuales son inyectados en el rosto consiguiendo inmediatamente un aspecto poco agradable, pero que después se transforma en un cutis terso, hidratado y completamente libre de imperfecciones.

Fue por medio de las historias de su cuenta oficial de Instagram, en donde el galán de telenovelas compartió con sus seguidores el tratamiento al que se ha sometido en varias ocasiones, y que le permite seguir luciendo una piel perfecta a sus 39 años.

Así quedé después de este tratamiento, se llama ‘Nanopor’, no duele. Esto que ven rojo en mi cara es parte de mi sangre, que se pone junto con células madre y bueno, no se siente nada“, detalló el histrión durante la grabación.

Además, reveló que para evitar el dolor de las pequeñas inyecciones, previamente le adormecen el área a tratar: “Te ponen como una anestesia, un gel para que no te duela nada y no se siente nada“, reiteró.

Luego del excéntrico tratamiento, el actor se encuentra preparado para iniciar las grabaciones de la telenovela ‘La Desalmada’, en donde nuevamente compartirá créditos con Livia Brito.

Recordemos que entre los famosos que han recurrido a este polémico método de rejuvenecimiento se encuentran Galilea Montijo, Anahí, Kim Kardashian y Michelle Renaud, quien prefiere no volver a utilizar este método, ya que ,según sus propias declaraciones, es doloroso y no le funcionó para nada.