Sigue la oleada de robos a futbolistas: La casa de Marquinhos fue asaltada con violencia y golpearon a su padre

La policía investiga a una banda que podría tener en la mira a las estrellas del deporte en Francia

No es la primera vez que Ángel Di María sufre un robo en su domicilio.
No es la primera vez que Ángel Di María sufre un robo en su domicilio.
Foto: Getty Images

La Policía francesa ha abierto una investigación por “robo flagrante con agravantes” debido al asalto al domicilio del padre del brasileño Marquinhos, defensor del París Saint-Germain, informaron fuentes judiciales.

La casa de Marquinhos, situada en El Barrio de Chatou, fue allanada el domingo por la noche por un grupo de ladrones, quienes habrían agredido “con un puñetazo en el vientre” al padre del futbolista antes de llevarse su botín.

También el domingo por la noche, mientras el PSG disputaba el encuentro liguero ante el Nantes, el domicilio en Neuilly sur Seine del argentino Ángel di María, co equipero del central brasileño, también fue objeto de un robo, aunque sin violencia.

La acumulación de este tipo de episodios como también sufrieron Sergio Rico o el argentino Mauro Icardi ha llevado al PSG, uno de los clubes más ricos del mundo, a disponer de vigilantes en las residencias de sus jugadores durante algún tiempo, con uno o dos agentes asignados a cada una de ellas 24 horas al día.

El caso que más ha impactado ha sido el de Marquinhos. Ausente de su casa por estar jugando ante el Nantes, el grupo de asaltantes entró en el domicilio del padre, de 52 años, que estaba con las dos hermanas del jugador, de 14 y 16 años.

Fuentes judiciales del Tribunal de Versalles detallaron que el “el robo en flagrante con agravantes” se fundamenta en que los actos se cometieron “en grupo, con violencia y en un domicilio particular”.

El robo en la residencia de Di María se produjo mientras su mujer e hijas estaban en él, aunque no fueron retenidas, pues ni siquiera se percataron de la intromisión en el domicilio.

Cuando estaba en el Manchester United, “el Fideo” sufrió otrosuceso de este tipo cuando un intruso intentó secuestrarles cuando estaban cenando en su casa. El trauma fue tan grande que la familia se cambio de domicilio y puso la casa en venta de inmediato.

Este episodio ha conmocionado también al vestuario del PSG, según cuenta “L’Équipe”, especialmente por lo sucedido en casa de Marquinhos.

El diario indicó que los ladrones “dejaron muy pocos rastros” y se cuestiona si ambos casos, sucedidos el mismo día a unos 10 kilómetros de distancia, están relacionados entre sí.