¿Será destituido el gobernador de California?… expertos analizan el proceso de destitución

Lo comparan con el de Davis y opinan sobre si el exalcalde de Los Ángeles entraría a la contienda

El gobernador de California Gavin Newsom enfrentará una elección que busca destituirlo del cargo. (Getty Images)
El gobernador de California Gavin Newsom enfrentará una elección que busca destituirlo del cargo. (Getty Images)
Foto: PATRICK T. FALLON / AFP / Getty Images

La Secretaria de Estado de California anunció que fueron verificadas más de 1.6 millones de firmas suministradas por los organizadores de la campaña de destitución contra el gobernador Gavin Newsom, lo que significa que durante el otoño habrá una elección para que los votantes determinen en las urnas, si quieren reemplazarlo o que continúe en el cargo.

En un mensaje en Twitter, el gobernador @GavinNewsom dijo que “la destitución republicana amenaza nuestros valores y busca destruir el progreso importante que hemos hecho, desde pelear contra COVID, ayudar a las familias que sufren, proteger nuestro medio ambiente y aprobar soluciones con sentido común para la violencia con las armas. Hay mucho en juego”.

Para entender el proceso de destitución, La Opinión habló con varios expertos en el tema.

El profesor Chamba Sánchez habla del proceso de destitución. (Cortesía Chamba Sánchez)

El proceso de destitución

El profesor en ciencias políticas de los colegios comunitarios de la ciudad de Los Ángeles, Chamba Sánchez dijo que el proceso de recolección y verificación de firmas ha terminado. “Ahora hay un proceso en el cual la gente puede retirar sus firmas. Cuando esto termine, el vicegobernador llamará a una elección”. 

La boleta electoral tendrá dos preguntas: 

¿Debe el gobernador ser destituido?  y ¿Quién debe reemplazarlo? 

El profesor aclara que el nombre de Newsom no debe estar en la lista de candidatos.

Pero qué es el proceso de destitución.

El profesor Sánchez explica que muchos estados en este país practican lo que se conoce como democracia directa. “Es un proceso en el que cualquier funcionario electo en el estado puede ser destituido al colectar un porcentaje de firmas de un número de votos. Es el 12%”.

Riesgos para Newsom

¿Cuáles son las probabilidades de que Newsom pueda ser destituido?

“California es un estado demócrata. Todos los poderes del gobierno están controlados por los demócratas. Sin embargo, según la mayoría de las encuestas, 40% de los votantes apoyan la destitución. En mi opinión es un número de alguna manera alto si tomamos en cuenta que este estado es muy demócrata”.

Y señaló que si bien este esfuerzo es dirigido por los republicanos, hay también independientes y algunos votantes demócratas que no están satisfechos con la visión y el liderazgo del gobernador.

“Para derrotar esta destitución, los demócratas necesitan mantenerse unidos. Esto quiere decir que ningún demócrata serio debe poner su nombre en la boleta. No obstante, tenemos a Antonio Villarraigosa (exalcalde de Los Ángeles) jugando con la idea de competir”.

En suma, señaló que si no hay mayores problemas en el estado en los próximos meses, esto ayudará a Newsom a sobrevivir este esfuerzo por sacarlo del cargo.

¿Cuáles han sido los errores de Newsom?

“Newsom tiene aspiraciones presidenciales, y esto no lo ha dejado ser un líder proactivo. California se convirtió en el centro de la pandemia, y la gente lo culpa de eso. También pidió evitar las reuniones y quedarse en casa mientras que él se iba a cenar y a tomar vino con sus amigos ricos. Esa hipocresía enfureció a la gente”.

Pero además la distribución de la vacuna, al menos al principio, no fue efectiva. “Y $31,000 millones del desempleo fueron colectados por presos de las cárceles mientras mucha gente se estaba muriendo de hambre en algunas partes del estado”.

Las semejanzas entre la campaña de destitución de Davis y la de Newsom. (EFE/EPA/ETIENNE LAURENT)

Destitución de Davis contra destitución de Newsom

El profesor Sánchez detalla que Caitlyn Jenner, la atleta decatlonista olímpica que le dijo al mundo que era una persona transgénero en 2015 no es Arnold Schwarzenegger en el lado republicano.

“Veo que si Villarragoisa se decide a competir, no tendría los suficientes votos para reemplazar a Newsom”.

Pero Newsom, dice el profesor, parece estar cometiendo los mismos errores que Davis. “Está firmando todo lo que le cae a su escritorio. Esto muestra que está desesperado y quiere quedar bien con sus amigos demócratas. Exactamente lo que Davis hizo. Davis firmó el proyecto de ley para dar licencias a los inmigrantes indocumentados durante la campaña de destitución y Arnold lo echó abajo una vez que se hizo gobernador”.

Cambio de estrategia

El profesor Chamba opinó que Newsom necesita repensar su estrategia para derrotar la campaña que busca destituirlo. “Él está relacionando esta campaña con Trump, ‘antivacunas, teóricos de la conspiración Q-Anon y antiinmigrantes’. Hay algo de eso, pero debe también reconocer que se ha equivocado”.

El académico concluyó diciendo que en los próximos meses estaremos ante una distracción costosa y enorme. “El estado está enfrentando desafíos abrumadores. Esto no es 2003 cuando destituimos al gobernador Davis. Todavía estamos lidiando con la pandemia: la gente no encuentra vivienda que puedan pagar, los niños han perdido un año de aprendizaje y están atrasados, y esta campaña no hará nada para explorar soluciones a estos problemas”.

Según Probolsky Research, casi 45% de los latinos en California apoyan la destitución. “Esto es muy interesante. Así es que no son solo simpatizantes de Trump”, dice el profesor Sánchez.

Luis Alvarado, consultor político. (Cortesía Luis Alvarado)

Un punto de vista republicano

Luis Alvarado, consultor político identificado con los republicanos dijo que si en la campaña que destituyó al gobernador Gray Davis hubo más de 200 candidatos, esta vez podrían presentarse hasta 400.

“La pregunta es si va a ver un contendiente demócrata que tenga el peso suficiente como para quitarle votos a Newsom”.

En cuanto a que si el exalcalde de Los Ángeles, Villaraigosa se lanzaría como candidato en la contienda para destituir a Newsom, Alvarado lo visualiza haciendo fórmulas y cálculos matemáticos para decidir si le conviene o no entrar. “Puede meterse en el último minuto dependiendo de lo débil que se vea Newsom; y lo mismo pueden hacer otros políticos”.

A diferencia de la elección de destitución del gobernador Davis, dijo que en la de Newsom habrá más votantes porque las boletas se mandarán por correo.

Y considera que el gobernador debe estar nervioso porque a lo largo de los años, construyó enemigos dentro del partido demócrata al ignorar a los políticos del sur de California. “Ahora su campaña está tratando de empujar a los líderes latinos para que lo defiendan”.

Alvarado reiteró que veremos a muchos ‘payasos’ como candidatos que no tienen nada que ofrecer. “Entre los republicanos, el único que tiene posibilidades es el exalcalde de San Diego, Kevin Faulconer que entiende los problemas de California y puede ponerse al tú por tú con Newsom. La única cosa negativa es que no lo conocen por todo California”.

Mario Beltrán, consultor demócrata dijo que las probabilidades de que Newsom sea destituido son muy bajas. “Los argumentos son emocionales y hasta caricaturescos. Tomó decisiones valientes e hizo un buen trabajo y lo mejor que pudo durante la pandemia, mientras que a nivel nacional no había un liderazgo”.

Destacó que el sufrimiento legítimo de la gente impactada económicamente por COVID, está siendo explotado por los republicanos a favor de la destitución. “Al final del día veo muy difícil que logren destituirlo, y que Villaraigosa se lance como candidato porque corre el riesgo de que le suceda lo que al vicegobernador Cruz Bustamante, quien no solo no ganó la elección sino que desapareció políticamente”.