Qué truco utilizó Jeff Bezos para triunfar en los primeros años de Amazon

No cabe duda que cuando hay necesidad el cerebro tiende a estar en un estado de alerta para detectar oportunidades y aprovecharlas; así le pasó a Jeff Bezos en los inicios de Amazon

Qué truco utilizó Jeff Bezos para triunfar en los primeros años de Amazon
Jeff Bezos pasó de tener una pequeña librearía a crear un monstruo de las ventas en línea.
Foto: Osman Orsal / Getty Images

Pocos saben que Jeff Bezos utilizó un truco para que Amazon triunfara en sus primeros años. Su empresa no nació siendo un gigante de las ventas en línea y él no era millonario como lo es hoy.

Muchos conocieron a Jeff Bezos y Amazon cuando el sitio ya estaba posicionado como una de las tiendas virtuales más grandes y populares en el mundo.

Sin embargo, hace unos veinte años Amazon no era más que una pequeña tienda de libros con un gran sueño por delante. Y aunque en ese tiempo era difícil crecer en la industria, Bezos encontró la forma de llevarla adelante aprovechando todos los recursos que se presentaban en el camino.

Para 1996, Amazon era una tienda de libros que empezaba a explorar el mercado en línea y buscaba atraer a los clientes a esta nueva forma de adquirir sus productos.

Obviamente por esas fechas Amazon no contaba con el sofisticado sistema de distribución y entrega que tiene actualmente, y todo funcionaba de manera muy distinta.

Una fuente cercana a la empresa comentó que por esos tiempos, en 1996, se trabajaba de la siguiente forma: Una vez que la compañía tenía las órdenes de los clientes, pedía los libros a una distribuidora, la cual los entregaba al almacén de Amazon en Seattle, para después ser empacados y enviados a sus respectivos propietarios.

En promedio esto tardaba cinco días después de pedirlo y si pagaban más, estos llegaban más pronto, uno o dos días después.

De esta forma, mientras que una tienda solo vendía los productos que tenía en su almacén, Amazon estaba recibiendo pagos y órdenes antes de que siquiera los pidiera de los distribuidores.

El sistema no era práctico pero permitía a Jeff Bezos que la tienda tuviera más títulos que cualquier otra librería en el mundo, a la vez que le permitía ofrecer descuentos de 10 hasta 30 por ciento, por los precios que obtenía de los vendedores en compras al por mayor.

Según la fuente, en ese tiempo se requería pedir un mínimo de 10 libros para los pedidos de los distribuidores, el problema es que Amazon no cumplía las 10 órdenes al día o no siempre tenía que vender esa cantidad de libros, lo cual era un problema, ya que se tendría que esperar hasta que la compañía tuviera el volumen de pedidos necesarios, tardando más en el proceso de entrega a los usuarios.

Jeff Bezos estaba muy involucrado con el negocio, lo conocía bien y detectó una oportunidad que resolvió el problema y que influyó en la forma en la que se realizarían las compras en el futuro.

Había una falla en el sistema de los distribuidores, porque estaban programados en tal forma en que no tenías que recibir 10 libros, sólo tenías que ordenar 10 libros.

Entonces Amazon ubicó un libro desconocido sobre líquenes que tenían en su sistema pero que ya no estaba disponible. Fue cuando encontraron la fórmula: comenzaron a pedir un sólo libro que necesitaban y nueve copias del libro de líquenes.

El distribuidor enviaba el libro que Amazon necesitaba y una nota que decía: “Lo sentimos, pero se nos acabó el libro de los líquenes”.

La fuente señala que no sabe qué van a hacer cuando un día lleguen todos esos libros de líquenes al jardín delantero de Amazon.

Con información de La Patilla

También te puede interesar:

Cuántos seguidores debes tener en YouTube, Instagram o TikTok para ganar $100,000 dólares

Venta de boletos al espacio a partir del 5 de mayo: Blue Origin

Estado de Virginia paga 100 dólares para que jóvenes se presenten a vacunarse contra Covid-19