Qué se sabe de un cuarto cheque de estímulo y el paquete económico de Biden

Sigue el debate sobre una ayuda similar a los $1,400 dólares del Plan de Rescate Estadounidense, pero el presidente está enfocado en dos proyectos económicos que también contemplan ayudas extras

El presidente Biden defiende su plan de infraestructura y empleos.
El presidente Biden defiende su plan de infraestructura y empleos.
Foto: JIM WATSON / AFP / Getty Images

El debate público de un cuarto cheque de estímulo lleva casi dos meses, pero hasta el momento no hay un proyecto concreto en el Congreso, además de que tampoco la Casa Blanca impulsa una ayuda económica similar a la aprobada con el Plan de Rescate Estadounidense (ARP).

Más de 80 congresistas demócratas han enviado cartas al presidente Joe Biden para que apoye ayuda extra a los estadounidenses, pero el mandatario no ha respondido públicamente al respecto.

La portavoz Jen Psaki dijo en abril pasado que un plan similar al ARP dependendería de los congresistas, pero advirtió que ese tipo de ayudas “no son gratis”.

Más presión

Un grupo de site representantes envió una carta al presidente Biden el 17 de mayo para hacerle dos peticiones: extender el seguro de desempleo y apoyar dos cheques de estímulo adicionales.

El representante Jimmy Gomez (California) fue el promotor de la misiva, la cual fue firmada por otros seis miembros del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, pero sin el apoyo del presidente, Richard Neal (Massachusetts).

Personal del Congreso dijo a este diario que no hay un plan concreto para impulsar un nuevo cheque de estímulo, pero se reconoce que el tema se aborda como “un rumor”.

Al debate abona que la petición en Change.org para nueva ayuda económica ya registra 2.6 millones de firmas.

Menos pobreza

Los congresistas que piden más ayuda citan varios reportes económicos de entre los cuales destaca el análisis “Cómo los pagos en efectivo adicionales reducirían la pobreza”, de Tax Policy Center, el cual señala que dos cheques de estímulo adicionales serían para personas de bajos ingresos.

“Si el Congreso quisiera reducir aún más la pobreza o proporcionar recursos adicionales de manera más amplia, los pagos adicionales podrían lograrlo”, dicen los autores Elaine Maag y Kevin Werner.

Explican que los pagos tendrían otras guías de elegibilidad y eliminación gradual para beneficiarios.

“Modelamos dos opciones para pagos adicionales de $1,400. Uno comenzaría a eliminar gradualmente a niveles de ingresos más bajos, lo que llamamos el pago de eliminación más rápido. Este pago proporcionaría un alivio dirigido a personas de ingresos ligeramente más bajos e incluiría a todas las personas, en lugar de solo a los ciudadanos”, señalan. “La otra opción de pago que modelamos replicaría los umbrales de pago del ARP y limitaría la elegibilidad a los ciudadanos”.

Las comunidad latina sería una de las más beneficiadas, pues su tasa de pobreza bajaría del 13.3 por ciento al 9 por ciento con un cuarto cheque, mientras que un quinto pago ese porcentaje se desplomaría al 6.3 por ciento.

Las prioridades del presidente

El presidente Biden está enfocado –y en serias negociaciones con republicanos– en un proyecto multianual de casi $4 billones de dólares dividido en dos: el Plan de Empleos Estadounidense y el Plan para Familias Estadounidenses.

Los líderes del Congreso, Nancy Pelosi (California), presidenta de la Cámara de Representantes, y Chuck Schumer (Nueva York), líder de la mayoría en el Senado evalúan las opciones, ya sea con un proyecto bipartidista o con la aplicación de la regla de Reconciliación.

El plan de infraestructura de Biden se enfoca en crear empleos bien remunerados, al tiempo que se mejoraría vialidades, aeropuertos, puentes, sistema de distribución de agua potable y las instalaciones para internet.

En tanto, la propuesta para las familias contempla el Crédito Fiscal por Hijo de hasta $3,600 dólares, el cual se enviaría al 88 por ciento de los niños estadounidenses, pero también contempla apoyos para los padres con bajos ingresos y para el cuidado de niños.

Esas dos prioridades empatan con la presión por aprobar una reforma migratoria, la cual podría ser contemplada en el paquete económico bajo la regla de Reconciliación, adelantó el representante Raúl Ruiz (California).