Piden al gobernador de California más fondos para programas de verano y para después de clases

Son decisivos para frenar la pérdida del aprendizaje que se dio durante la pandemia

Piden al gobernador de California más fondos para programas de verano y para después de clases
Piden al gobernador Newsom apoyar programas para después de clases y los campamentos de verano. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Casi 500 padres de familia hicieron un llamado al gobernador de California Gavin Newsom y a la legislatura de California para que $1,100 millones del Plan de Rescate Estadounidense sean destinados a los programas de aprendizaje del verano y para después de la escuela.

“Hoy más nunca, debido a la pandemia, se necesitan estos programas porque los niños se atrasaron mucho”, dice Norma Díaz, madre de dos menores de 9 y 17 años, quien agregó que le gustaría que esos fondos vayan directamente a las organizaciones no lucrativas y no se distribuyan a través de los distritos escolares.

“Las organizaciones no lucrativas nos proporcionan tutores que apoyan de manera personal a cada niño y se acomodan a sus necesidades”.

Dionicia Barrera, madre de tres hijos, afirma que el campamento de verano, le puede costar hasta $1,000 por semana.

“Somos familias de clase trabajadora y trabajadores esenciales que hacemos el trabajo duro. Tener que pensar en cómo pagar por estos programas y con el alto costo de vida de California, es mucho para nosotros”.

Por eso, pidió al gobernador y a los legisladores que piensen en sus hijos como si fueran de ellos. “Quiero que el gobernador y los legisladores se pongan en nuestros zapatos. Esto no se trata solo de llevar a nuestros niños a la escuela y que estén bien, sino lo mejor posible”.

Los estudiantes del kinder al grado 12 van a necesitar mucho apoyo después de la pandemia. (Mariela Lombard/El Diario NY.

En un evento organizado por Innovate Public Schools, una organización sin fines de lucro que lucha por una educación de primera categoría para todos los niños, los padres de familia propusieron que los $1,100 millones estén disponibles directamente para las organizaciones sin fines de lucro y las oficinas de educación de los condados en lugar de darla a los distritos escolares.

“Ellos no lo pueden hacer todo solo. Las organizaciones comunitarias conocen a la comunidad y ya ofrecen programas de tutoría a los estudiantes. Quieren ayudar a las escuelas”, dijo Jennifer Perla de Innovate Public Schools.

A pesar de que el gobernador Newsom anunció una inversión de $5,000 millones para programas para después de la escuela enfocados en estudiantes del kinder al quinto grado, es decir $1,000 millones anuales durante los próximos cinco años, los padres no lo consideran suficiente.

Perla dice que ese dinero no incluye a los estudiantes hasta el grado 12, por eso desde abril, solicitaron los $1,100 millones del Plan de Rescate Estadounidense y hace dos semanas volvieron a plantearlo.

Las organizaciones sin fines de lucro que proveen programas de aprendizaje de verano y para después de la escuela están preocupadas de que el financiamiento no alcance para las comunidades más afectadas por la crisis de salud. 

Las familias están desesperadas por sus hijos para que comiencen a recuperarse de la pandemia”, dice Matt Hammer, fundador y copresidente de Innovate Public Schools. 

“Las escuelas no pueden hacer esto solas. El gobernador debe firmar un presupuesto que refleje esta urgencia al hacer que los fondos estén directamente accesibles a las organizaciones comunitarias que tienen la confianza de las familias y los han venido apoyando durante la pandemia. Esto garantiza que las necesidades de los estudiantes de bajos recursos sean satisfechas”.

Piden al gobernador Newsom fondos para los programas de Después de la Escuela. (photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

Durante una mesa redonda con los senadores John Laird  y Dave Cortese, miembros del Comité de Educación del Senado, los padres de las comunidades de todo California tuvieron la oportunidad de ser escuchados.

“Los senadores escucharon las experiencias sobre el impacto irreversible de la pandemia en los estudiantes y cómo los programas para después de la escuela y fuera de la escuela como los ofrecidos por el Instituto de Liderazgo Juvenil  (YLI) y otras organizaciones sin fines de lucro, necesitan acceso a más financiamiento, de manera que podamos continuar apoyando a nuestra comunidad”, dice Patricia Barahona, directora del YLI. 

 El estado de California da servicios de educación a cerca de un millón de niños. La mayoría son estudiantes de bajos ingresos con muchas necesidades.

De acuerdo con Innovate Public Schools, la llegada de COVID-19 desenmascaró las desigualdades raciales a través del sistema educativo del país que fueron agudizadas por la pandemia. Los estudiantes afroamericanos y latinos han sido los más afectados y pueden experimentar hasta un año de pérdida de aprendizaje debido a los cierres de las escuelas. 

Según dicen para recuperarse de la pandemia requerirán de una colaboración integral a la que han llamado “manos a la obra”, así como de servicios y programas completos para los estudiantes.

Los programas de aprendizaje para después de la escuela pueden ayudar a cerrar la brecha educativa a quienes fueron afectados de manera desproporcionada durante Covid, sostiene Perla.

Los programas de enriquecimiento para después de la escuela son un componente esencial de la educación del kinder al grado 12, añade.