Contraseña usada en otra página web permitió el ciberataque a Colonial Pipeline

Un empleado de la compañía Colonial Pipeline que utilizó la misma contraseña en al menos otra página web, provocó la vulnerabilidad para que piratas informáticos realizaran el ciberataque a la red de oleoductos más grande de Estados Unidos.

Colonial Pipeline fue víctima de un ciberataque a su red probablemente por el mal uso de una contraseña.
Colonial Pipeline fue víctima de un ciberataque a su red probablemente por el mal uso de una contraseña.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

El ataque cibernético contra la red de oleoductos Colonial Pipeline a principios de mayo, que causó graves problemas de suministro de combustible a Estados Unidos, se produjo porque un empleado de la compañía utilizó la misma contraseña en al menos otra página web que había sido comprometida por piratas informáticos.

El vicepresidente de FireEye Mandiant, una empresa especializada en la lucha contra criminales cibernéticos y que está trabajando con Colonial para solucionar el ataque, Charles Carmakal, reveló este miércoles ante el comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes de EEUU la forma en que los piratas informáticos accedieron a los sistemas de la red de oleoductos.

Carmakal, que testificó ante los miembros del comité junto con el consejero delegado de Colonial, Joseph Blount, señaló que, aunque no se sabe con certeza cómo los criminales lograron el nombre de usuario y contraseña para acceder al sistema informático de la compañía, lo más probable es que el empleado los usó en otra página web.

La cuenta comprometida, que ha sido eliminada de Colonial Pipeline, contaba con una contraseña que según explicó Carmakal “no era fácil sino compleja” pero “había usado en el pasado en otra página web”.

Durante la comparecencia ante los congresistas, Blount reveló que el ataque se inició alrededor de las 05.00 (09.00 GMT) del 7 de mayo cuando los técnicos de Colonial recibieron en sus sistemas informáticos una nota de los piratas informáticos solicitando un rescate para liberar los sistemas bloqueados.

Una hora después, la compañía decidió desconectar los sistemas informáticos y paralizar el funcionamiento de la red de oleoductos, que proporciona la mitad del combustible que se consume en la Costa Este de Estados Unidos.

Blount también aseguró que fue él quien tomó la decisión de pagar el rescate solicitado por los ciberpiratas y que, aunque fue la “decisión más difícil” que ha tenido que tomar, “fue la decisión correcta”.

Seguir Leyendo: AMLO califica a Kamala Harris de “extraordinaria mujer y amiga de México”, incluso la llamó “presidente”