Activistas presionan para que ICE retorne a ciertos inmigrantes deportados

Una coalición de organizaciones civiles pide al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, crear una oficina especial para revisar ciertos casos de no-ciudadanos enviados a sus países si el debido proceso

Activistas presionan para que ICE retorne a ciertos inmigrantes deportados
ICE ha relajado sus políticas de deportación.
Foto: John Moor / Getty Images

Aunque el 24 de mayo pasado la Corte Suprema complicó a inmigrantes indocumentados los perdones por ciertos procesos de deportación, organizaciones civiles presionan al Departamento de Seguridad Nacional para crear una oficia especial que atienda miles de casos.

Al menos un centenar de organizaciones de derechos civiles y facultades de derecho de Estados Unidos pidieron al secretario Alejandro Mayorkas acelerar el retorno de personas “injustamente” deportadas.

Se trata de una carta firmada por el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes (NIJC), la campaña We Are Home –una coalición de varios grupos– y otras 85 organizaciones.

Los activistas consideran que Estados Unidos ha aplicado las leyes migratorias de “manera agresiva” durante décadas, lo que ha derivado en deportaciones sin las “garantías procesales mínimas”, a pesar de haber sido “erróneas o ilegales”.

Apuntan que desde 2003, la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha deportado a más de cinco millones de personas, según datos de TRAC (Transactional Records Access Clearinghouse), un centro de análisis de la Universidad de Syracuse, en Nueva York.

Agregan que la mayoría de estas personas son ciudadanos de México (3.1 millones), guatemaltecos (575,000), hondureños (459,000) y salvadoreños (309,536).

Por ello instan al gobierno del presidente, Joe Biden a reparar la “injusticia racial” de las políticas migratorias pasadas, en medio de los cambios que el mandatario realiza para reducir la persecución de inmigrantes indocumentados.

Las organizaciones incluyen exmilitares que sirvieron en las Fuerzas Armadas y “soñadores” que fueron deportados, a pesar de ser elegibles para la protección bajo la Acción Diferida (DACA).

“Los mecanismos actuales para que las personas deportadas injustamente busquen su regreso son lentos, ineficientes y rara vez hacen justicia”, consideró en el comunicado Nayna Gupta, directora asociada de políticas del NIJC.

Actualmente las políticas de deportación de ICE son más laxas, debido a que la Administración Biden ordenó enfocarse en personas con récord criminal o que representen un peligro para la seguridad nacional.

También se dio discreción a los fiscales de la agencia migratoria, a fin de que pueda desestimar casos que no considere prioritarios.