Joven se sintió liberado el día que le confesó a su madre su verdadera identidad

En el mes del orgullo LGBTQ+ joven trans cuenta cómo pasó del temor al liderazgo

Joven se sintió liberado el día que le confesó a su madre su verdadera identidad
Alex López (centro con playera blanca) es parte de Somos Familia Valle. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Álex López cursaba la escuela intermedia cuando comenzó a mostrar incomodidad con su persona. Su salud mental decayó, al punto de llegar a la depresión.

“Por mucho tiempo pensé que no era normal la forma que me estaba sintiendo”, dijo Alex, quien en ese entonces no se sentía a gusto en un cuerpo de mujer.
Preocupada, su madre —Norma Julio— comenzó a llevarlo a terapia. Con el tiempo el joven se armó de valor para confesarle su verdad: que se identificaba más como lesbiana.

Inicialmente Norma tenía la mentalidad de que “esa fase se le va a pasar” pero después entendió que era una realidad. Sabía que lo correcto era apoyar su identidad.

“Nadie va a abogar por nuestros hijos más que nosotros”, indicó Norm, madre de tres jóvenes.

La hermana menor de Alex fue quien sufrió un poco más ya que pensó que estaba perdiendo a su hermana pero con el tiempo fue ganando una buena amistad con una mejor versión de un hermano más seguro de sí mismo.

La fiesta de 15 años de Alex se acercaba y Norma le preguntó si debían cancelarla. Alex optó por continuar con los planes.

La fiesta de una quinceañera es para celebrar que la festejada deja la etapa de niña para convertirse en mujer. En el caso de Alex su fiesta fue una forma de decirle adiós a Alia, nombre que se le dio al nacer.

Sus seres queridos estuvieron presentes. Alex comenzó la fiesta con un vestido de quinceañera y la culminó con un traje de vestir de hombre.

Alex López junto a su madre Norma Julio. (Suministrada)

Apoyo incondicional

Aunque Norma confiesa que la abuela materna de Alex ha tenido dificultad para aceptar la nueva identidad de su hijo, la madre dijo que para ella no le fue tan difícil. No obstante, sí sintió miedo al pensar en el momento en que Alex se enfrentara a la sociedad.

“Una cosa es que uno acepte a los hijos y otra es cómo los va a tratar la comunidad”, dijo la madre de 37 años de edad.

Y no tardó mucho para que Alex se enfrentara a esta ardua realidad. Un día, un compañero de la escuela se le acercó para abofetearlo y sacó una navaja con la intención de herirlo.

Norma comenzó a buscar ayuda y poco después se encontró con la organización Somos Familia Valle, que apoya a la comunidad Lésbico Gay Bisexual Transexual Queer + (LGBTQ+) del Valle de San Fernando.

“La organización nos ha dado mucho apoyo, me han expuesto a diferentes eventos donde veo que no solo soy yo sino muchas familias en esta situación”, dijo Norma. “Nuestra comunidad ha sido muy buena y siempre estamos aprendiendo”.

En la organización Alex conoció más acerca de la comunidad LGBTQ+ y supo que su identidad no era lesbiana sino más bien trangénero, un término que define a personas cuya identidad de género, no se ajusta a aquella asociada con el sexo que se le asignó al nacer.

Alex López abogando en el capitolio de Sacramento en el 2019. (Suministrada)

Líderes de su comunidad

En junio, Mes del Orgullo Gay (o Pride Month), Somos Familia Valle celebra a todos sus miembros, sobre todo a quienes con el tiempo se han empoderado como Alex y llevarán su conocimiento hacia la universidad.

La organización se formó hace siete años liderada por jóvenes del Valle, de color, de bajos recursos y de primera generación de estudiantes universitarios LGBTQ+ de familias inmigrantes.

Kevin Al Pérez, presidente de la organización, dijo que ellos ven constantemente a jovencitos que tienen mucho miedo al conocer su identidad y compartirlo con sus familias.

Sin embargo, Somos Familia Valle les ofrece las herramientas para enfrentar y abogar por ellos mismos mediante el programa
LGBTQ+ Council.

“Los jóvenes ahora comienzan a identificarse [como LGBTQ+] desde más chicos como a los 12 o 13 años”, dijo Pérez. Por esta razón es que la organización se encarga de empoderarlos mediante las habilidades de liderazgo y abogacía.

“En nuestro programa van a aprender cómo hacer trabajo de justicia social y van a usar su voz para luchar realmente por los derechos de los estudiantes”, dijo Pérez.

“Aprenden a abogar por las cosas que los jóvenes LGBT enfrentan, ya sea suicidio o cosas así”.

Cuando Alex comenzó a involucrarse aprendió a abogar por sus derechos e incluso fue uno de varios estudiantes que en 2019 viajó al Capitolio en  Sacramento para abogar por leyes a favor de la comunidad LGBTQ+.

Alex se graduó el último jueves de la preparatoria y comenzará el semestre del otoño en la Universidad Estatal de California, Northridge (CSUN) para estudiar administración de empresas.

Norma dijo sentirse orgullosa de lo que ha logrado su hijo y con el tiempo ha entendido que lo mejor que puede hacer un padre es decirle a sus hijos que busquen su felicidad.

“Antes yo les decía que tienen que ir a la universidad y estudiar pero ahora les digo que encuentren su identidad real”, dijo Norma. “Quiero que puedan tener una vida feliz”.

Por su parte, Alex acepta que al presentarse a la sociedad con su verdadera identidad fue difícil pero le ha quitado un peso de encima.

A otros jóvenes que pasan por la misma situación les dice: “Habla, siempre conocemos gente que estará ahí para aceptarnos… No lo guardes todo dentro de ti porque no vale la pena”.

Para saber más acerca de Somos Familia Valle visita https://www.somosfamiliavalle.org/ y para contactarlos envía un email a youth@somosfamiliavalle.org