Nick, esposo de Carolina Sandoval, confiesa por qué lo vemos alejado de su familia

"Lo que pasa es que yo acá (señalándose la nariz) tengo un puntico rojo que es una alarma que si no me cuido la piel, se puede convertir en cáncer de piel", aclaró la pareja de la venezolana

Nick, esposo de Carolina Sandoval, confiesa por qué lo vemos alejado de su familia
Carolina Sandoval con su familia en Hawaii.
Foto: Carolina Sandoval / Cortesía
Regreso a Clases

En un video poco esperado, y desde su cuenta de Instagram, Nick Hernández, el esposo de Carolina Sandoval y padre de su segunda hija, Amalia Victoria, confiesa el por qué lo vemos alejado de su familia en las paradisíacas vacaciones por Hawaii.

No se trata de pelea, de que no soportar tanta exposición, o de cansarse de estar rodeado de puras mujeres, es algo aún más serio y delicado: una mancha roja en su nariz que, sino no la cuida del sol, podría convertirse rápidamente en cáncer de piel.

A través de un Instastory, alejado del resto de la familia, y solo en compañía de Amalia Victoria y su inseparable Baby Yoda, Nick se sintió con la necesidad de explicar el porqué no lo vemos compartiendo tanto en el día con Carolina, Bárbara Camila y su suegra doña Amalia.

Ustedes dirán: ‘coño, por qué este carajo tiene la cara blanca‘”, comenzó diciendo Nick, en el video en donde se lo ve en la playa, con una camiseta blanca con mangas especial para evitar el traspaso de los rayos UV, una gorra, anteojos para el sol, y toda la nariz y cara llena de una crema pesada blanca.

Lo que pasa es que yo acá (señalándose la nariz) tengo un puntico rojo que es una alarma que si no me cuido la piel, se puede convertir en cáncer de piel“, siguió explicando.

De inmediato intervino Amalia Victoria diciendo que ella también tenía puesto bloqueador para que el sol no le lastime la cara… Y Nick agregó que: “Todo el mundo tiene que hacerlo, aunque por ejemplo, Carolina no lo hace, pero hay gente que tiene otra condición de piel que sí tiene que colocarse protector”, concluyó.

No es la primera vez que la palabra cáncer rodea a la familia Hernández-Sandoval, recordemos que la propia Carolina se enfrentó a la enfermedad cuando le diagnosticaron cáncer de tiroides, y debieron extirpárselas.

Hoy, lejos de aquella pesadilla, es su esposo quien debe estar pendiente para que la enfermedad no se le presente en la piel. Teniendo en cuenta que las vacaciones que eligieron es meramente de playa y sol, los cuidados en su caso deberán ser extremos.

Pero como vemos, y como él mismo explicó, el empresario está muy pendiente de que nada le suceda, por lo menos si de prevención se trata.

MIRA COMO EL PROPIO NICK, ESPOSO DE CAROLINA SANDOVAL, RELATA LO QUE LE SUCEDE: