Regresan los primeros ‘dreamers’ que fueron a México con permiso de viaje

Es una jornada académica de reencuentro con sus raíces, pero también busca que obtengan una entrada legal que les permita regularizar su estatus migratorio

Soñadores, staff y profesores posan juntos. De izquierda a derecha: Gloria, Citlalli, Juan, Olivia, Chris, Angel, Miriam, Irene, Yaretzi, Jose, Anel, Gonzalo, Osvaldo, Bianca, Armando, Lizbeth, Luis, Leticia, Isabel, Estefania, Michael, Luz Arely. (The California-Mexico Studies Center, Inc)
Soñadores, staff y profesores posan juntos. De izquierda a derecha: Gloria, Citlalli, Juan, Olivia, Chris, Angel, Miriam, Irene, Yaretzi, Jose, Anel, Gonzalo, Osvaldo, Bianca, Armando, Lizbeth, Luis, Leticia, Isabel, Estefania, Michael, Luz Arely. (The California-Mexico Studies Center, Inc)
Foto: Cortesía

Los primeros 30 ‘dreamers’ que viajaron a México con permiso de viaje al exterior (advance parole) regresaron a Los Ángeles después de un mes de reencuentro con sus raíces y sus familias, y es posible que esa travesía represente la posibilidad de arreglar su estatus migratorio, si se da la oportunidad de que alguno de ellos se case con un ciudadano estadounidense en el futuro.

“Cuando llegamos al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, el oficial de migración que nos recibió, dijo ‘los vamos a procesar y sino los regresamos a casa’. Le respondí que Estados Unidos es nuestra casa”, dice Anel Medina, una enfermera de cuidados intensivos quien durante la pandemia le tocó estar en la primera línea de batalla combatiendo a Covid-19.

Anel fue traída al país cuando tenía solo 5 años. Nació en Iztapalapa, un barrio popular de la ciudad de México.

“Este viaje es un sueño inolvidable. Un deseo hecho realidad”, dice.

La dreamer Anel Medina viaja a México. (Cortesía The California-Mexico Studies Center Inc)

Para esta joven beneficiada con DACA (el programa de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), este viaje a su país de origen, representó la oportunidad de reencontrarse con su padre quien durante la pandemia, perdió a cuatro hermanos en un periodo de siete meses como consecuencia del virus.

A mí me tocó sostener la mano de muchos mexicanos que murieron de Covid-19. El mayor deseo de ellos era poder regresar a morir a su país, pero solo sus cenizas lograron llegar a México”.

Anel dice que enfrentarse todos los días contra Covid-19, la motivó mucho a ir a México para ver a su progenitor. “Le llegué con mariachi y la felicidad que sentí al darle un abrazo, fue inexplicable”.

Y confía que no pudo evitar sentirse nerviosa cuando el avión aterrizó en el LAX y debían pasar por migración. “Los oficiales pueden ejercer su discreción y no tenemos control sobre su decisión de admitirnos”. Pero después del momento de angustia, el grupo de estudiantes ingresó al país sin problema alguno.

Este regreso a México me ha llenado de vida, alegría y esperanza”.

Un grupo de dreamers en México tras la reinstalación del advance parole (permiso para viajar). Cortesía The California- Mexico Studies Center, Inc.

Este verano, 210 dreamers participarán en un viaje académico y de reencuentro con sus familias y raíces en México, organizado por la organización no lucrativa  California-Mexico Studies Center Inc.

El primer viaje académico fue del 13 al 20 de junio con 30 participantes. 

“Los estudiantes tienen que desarrollar una investigación estenográfica a manera de reflexión sobre sus raíces después de pasar tres semanas en su lugar de nacimiento, reconectarse con sus familias y descubrir sus raíces e identidad”, dice el profesor Armando Vázquez-Ramos, fundador y presidente del California-Mexico Studies Center, Inc. y creador del programa de estudios en el extranjero para soñadores California-México (the California-Mexico Dreamers Study Abroad program).

Agrega que durante la cuarta semana, los dreamers tienen conferencias y viajes de campo como a la Basílica de Guadalupe, Taxco, las Pirámides, Tepoztlán y otros sitios históricos.

Y explica que son cuatro grupos más, con alrededor de 45 participantes los que vivirán la experiencia de viajar a México entre el 1 de julio y 22 de agosto.

“Esta es una experiencia que cambia la vida e impacta a los dreamers que no han podido regresar a sus lugares de origen desde que fueron traídos en su infancia y durante décadas han vivido en Estados Unidos”.

El primer objetivo, mencionó, es ofrecerles la oportunidad de tener un sentido de pertenencia a México y regresar con el sentimiento de que son de ‘aquí y allá”.

El profesor Vázquez-Ramos está contento porque tres días después de una demanda presentada el 26 de abril contra la Administración Biden para que se reactivaran los permisos de viajes al exterior (Advance Parole) suspendidos durante la administración Trump, comenzaron a aprobarlos. Fueron un total de cuatro años en los que batallaron para conseguir que autorizaran los permisos de nuevo para los soñadores.

Miriam Delgado se reencuentra con sus raíces en Colima, México. (Cortesía Miriam Delgado)

Para Miriam Delgado, estudiante de doctorado en educación en la Universidad de California en Riverside, regresar a México, le ha permitido reconectarse con su familia.

“Pude visitar la tumba de mi papá. Él falleció en 2003”, dice Miriam de 34 años y quien llegó al país a los 6 años. Aunque ella y su madre viven en Whittier, California, en esta travesía a la patria que la vio nacer, pudo reconectarse con primos, tíos y sobrinos en Armería, Colima y en Puerto Vallarta, Jalisco. Ella nació en Tecomán, Colima.

Este viaje ha sido de muchas emociones. De alegría por el regreso, por conocer y aprender de la historia de México, pero también de miedo e incertidumbre porque no sabemos quiénes nos van a tocar al cruzar por migración. Algunos oficiales son groseros y pueden hacer que el cruce sea traumatizante”.

Los 210 estudiantes que participarán este año en el viaje a México provienen de 28 estados y de 90 colegios y universidades de todo el país.

Estos intercambios son coordinados por la organización no lucrativa California-Mexico Studies Center, Inc, el Centro Internacional de Lenguas, Artes y Cultura Paulo Freire (CILAC) y el Colegio de la Frontera Norte.

El profesor Armando Vázquez-Ramos, fundador y presidente del del California-Mexico Studies Center, Inc. (Cortesía California-Mexico Studies Center, Inc.)

Desde 2014, que se creó este programa, el objetivo político ha sido lograr que los muchachos tengan una entrada legal al país que les permita obtener la residencia por medio del casamiento si la oportunidad se presenta”, comenta el profesor Vázquez-Ramos.

Sin embargo, como no llevan una encuesta, no cuentan con cifras de cuántos han logrado regularizar su estatus migratorio a partir de estos viajes a México, pero calculan que pudieran ser entre 25 y 30%.

“En siete años han viajado a México por medio de este programa, 160 dreamers en seis grupos”.