Investigan 65 muertes por calor extremo ocurridas en un mes en Arizona

De esos 65 fallecimientos ocurridos en junio, presuntamente por las altas temperaturas que se sienten en el condado de Maricopa, uno ya fue confirmado su relación

Una mujer pasa junto a un letrero que muestra la temperatura en Phoenix, Arizona.
Una mujer pasa junto a un letrero que muestra la temperatura en Phoenix, Arizona.
Foto: Ralph Freso / Getty Images

La ola de calor excesivo en Arizona se ha vuelto mortal y los funcionarios investigan 65 muertes posiblemente relacionadas a esta causa en el mes de junio solamente.

Los funcionarios del condado de Maricopa dicen que de esos 65 fallecimientos posiblemente ocurridos a causa del calor, uno ha sido confirmado como una muerte relacionada. Sin embargo, los funcionarios dicen que no pueden divulgar más información sobre lo que provocó las muertes hasta que se complete el informe del médico forense.

La noticia ocurre a sólo un mes de haberse publicado por el Departamento de Salud Pública del Condado de Maricopa (MCDPH) el informe de calor de 2020, con un récord de 323 muertes relacionadas con el calor. Esto es un 62% más alto que en 2019 y el número más alto registrado desde que comenzó la vigilancia del calor en 2001.

En junio se elevaron los posibles casos de golpes de calor fatales, después de que hasta ese se habían registrado 8 casos de este tipo en Maricopa, donde viven 4.4 millones de personas, muchas de ellas en la populosa ciudad de Phoenix.

De acuerdo al más reciente reporte de esta dependencia, de las muertes que se encuentran bajo investigación, 53 se reportaron del 12 al 19 de junio, durante la más reciente ola de calor que afectó al estado y cuando se reportaron temperaturas de hasta 118 grados Fahrenheit (47.7 grados centígrados).

A esos 53 hay que sumar otros 12 fallecimientos más que están bajo investigación y que fueron reportados entre el 20 y el 26 de junio.

Hay en total 65 muertes relacionadas con el calor en el mes de junio, que suponen un considerable incremento si se comparan con las 34 que se reportaron durante el mismo periodo el año pasado.

“Estas altas temperaturas que estamos viendo es la manifestación del impacto del cambio climático. Estamos viendo regiones que en los últimos días han establecido temperaturas récord jamás antes vistas“, dijo hoy  Juan Declet-Barreto, científico social de vulnerabilidad climática con la Unión de Científicos Preocupados.

Actualmente en parte de Canadá y del noroeste del país, que incluye los estados de Washington, Oregon y partes de Idaho, Wyoming y California, se han registrado temperaturas por arriba de los 105 F (40.5 C).

Las altas temperaturas ponen en peligro a cualquier persona de sufrir un síncope de calor, una deshidratación severa o complicaciones serias debido a enfermedades preexistentes, según las autoridades sanitarias.

De acuerdo a cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), en los Estados Unidos anualmente un promedio de 1,300 personas mueren debido al calor.

Declet-Barreto indicó que las altas temperaturas impactan más a personas de bajos recursos y minorías que viven en barrios con menos vegetación y donde hay más asfalto, lo que incrementa todavía más las temperaturas.

“A esto le llamamos una ‘injusticia ambiental’, ya que personas de bajos ingresos, como nuestras familias hispanas, algunas veces tienen menos recursos económicos para combatir el calor, como un aire acondicionado en sus hogares, o simplemente no lo usan por que no pueden pagar el recibo de la luz”, indicó el investigador.

Con información de agencias