Policía de Pasadena detiene a tres personas después de pelea en un bar

Fichan a los presuntos agresores, entre ellos un presunto padre con su hijo, con cargos por posible asalto con arma mortal; son puestos en libertad tras pago de $50,000 dólares por cada uno

Policía de Pasadena detiene a tres personas después de pelea en un bar
La policía de Pasadena atendió el llamado por una riña entre 20 personas.
Foto: Policía de Miami Beach / Cortesía

Tres personas fueron arrestadas el sábado por la policía de Pasadena después de una pelea en un bar de Old Pasadena, informaron las autoridades.

Entre los detenidos, bajo sospecha de asalto, se encuentra presuntamente un padre y su hijo.

La madrugada del sábado, aproximadamente a las 2:00 a.m., la policía atendió el reporte de una pelea que involucraba hasta a 20 personas, en Der Wolf 71 N. Fair Oaks Ave.

El teniente Anthony Burgess, de la policía de Pasadena, indicó que al llegar al sitio encontraron a varias personas lesionadas, por lo que procedieron a tomar la declaración a testigos de los hechos.

De acuerdo con Burgess, los tres sospechosos iniciaron la pelea, la cual se convirtió en presunta agresión en contra de dos trabajadores del bar, así como contra una mujer. Se determinó que, durante la pelea, al menos una de las víctimas fue pateada en la cabeza.

Ariel Guzmán, de 41 años; Ariel Guzmán Jr., de 21; y Matthew Murillo, de 26 años, fueron fichados y puestos a disposición de las autoridades como sospechosos de asalto con arma mortal, de acuerdo con los registros de la policía y del condado de Los Ángeles.

El teniente Burgess informó que una de las personas agredidas, un empleado de 29 años, fue ingresado al hospital tras presentar lesiones visibles y con dolores en la cabeza, cuello y hombros.

Otra de las víctimas, un trabajador de 26 años, presentaba el rostro enrojecido pero no aceptó ser atendido por los servicios médicos; en tanto que la mujer lesionada tenía hinchazón en un ojo y sangrado en la boca. También se negó a recibir atención médica en el hospital.

En cuanto a los detenidos, Burgess mencionó que Murillo recibió atención médica debido a una lesión en el párpado, en tanto que Ariel Guzmán Jr. presentó una fractura en la nariz. El presunto padre también presentó algunas lesiones, pero no aceptó ser atendido por los servicios médicos.

Burgess indicó que, mientras realizaba la investigación de la pelea, en el establecimiento se percibía olor a gas pimienta, pero no quedó claro quién lo había rociado.

De acuerdo con los registros, los tres sospechosos fueron puestos en libertad tras cubrir una fianza de $50,000 dólares por cada uno y a la espera de comparecer ante el juez responsable del caso.