Paso a paso: cómo almacenar gasolina de forma segura

Por su capacidad inflamable, la gasolina requiere cierto cuidado especial cuando es almacenada fuera de una estación de servicio, pero existen algunos consejos para mantenerla en casa de forma segura

Paso a paso: cómo almacenar gasolina de forma segura
La gasolina requiere cierto cuidado para ser almacenada en espacios domésticos.
Foto: Andrii Sedykh / Shutterstock

La gasolina es inflamable y como toda sustancia inflamable merece mucho cuidado para transportarla, almacenarla y hacer uso de ella fuera de los espacios habituales. En el hogar, los usos destinados a la gasolina pueden ser muchos: desde hacer operar algunas herramientas con motores de combustión hasta surtir un auto que consume combustible rápidamente debido a alguna falla. Pero es justo en el hogar donde se debe tener mayor cuidado porque de no estar haciendo lo correcto, esta tarea podría derivar en un riesgo constante. En Estados Unidos existen leyes y reglamentos relacionados con este tema, es primordial conocerlos. Luego, según wikiHow, será momento de seguir algunas recomendaciones para almacenar la gasolina de forma segura:

1. La primera recomendación es buscar el recipiente adecuado, ya que no podemos almacenar este líquido en cualquier tipo de recipiente. En el mercado existen varias presentaciones, en su mayoría de color rojo. Pero lo más importante, antes de adquirir uno, será considerar aquellas opciones que estén aprobadas por las Naciones Unidas, el Departamento de Transporte o la Agencia de Protección Ambiental.

2. Si se almacena gasolina en el hogar, lo más recomendable es usar recipientes de plástico, pero si el lugar es el trabajo, los recipientes recomendados son los aprobados por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA). Estos recipientes son mucho más avanzados porque poseen parallamas integrado, entre otras medidas de seguridad para reducir el riesgo de incendio si aumenta la temperatura en torno a ellos. Una opción similar está disponible para transportar gasolina en vehículos comerciales, es un poco más grande y está aprobada por las Naciones Unidas.

3. Cuando sea momento de llenar el recipiente, lo más recomendable es ponerlo en el suelo, ya que se han registrado varios casos de incendio espontáneo causados por la acumulación de electricidad estática. Sostener el recipiente mientras se llena aumentará el riesgo de sufrir quemaduras. También es recomendable alejarlo del auto.

4. El procedimiento de llenado debe ser lento para evitar el derrame de gasolina en torno al recipiente. Por lo tanto, tener la mano en la manguera para controlar el flujo es indispensable. Cuando el recipiente esté casi lleno (en un 95% de su capacidad, aproximadamente) será suficiente. Esto impide la acumulación de presión en su interior, un proceso natural que ocurre cuando la gasolina se expande en presencia del calor. Al terminar, cerrar el recipiente y asegurarse de que la tapa está asegurada.

5. Para el transporte será necesario, en la medida de lo posible, procurar un lugar fresco para el recipiente. También asegurarlo para evitar que se mueva. Si es un auto pequeño, no es recomendable transportar la gasolina en la cajuela. Al llegar al lugar de destino, retirar el recipiente del auto lo antes posible.

Lo más recomendable luego de llevar un recipiente con gasolina al hogar es buscar el sitio más alejado de la casa, un lugar donde además esté garantizada la ventilación y la sombra para mantener la frescura necesaria y alejar cualquier riesgo de incendio. También será muy importante mantener este líquido alejado de cualquier toma eléctrica o cualquier aparato eléctrico en funcionamiento. Cuando haya pasado más de un año, será necesario desechar la gasolina correctamente según indique la agencia de control de desechos local.

También te puede interesar: Por qué se acelera solo mi auto