Una mujer de Florida entra en una casa ajena para bañarse desnuda en la piscina

Ahora tendrá que hacer frente a la justicia de Estados Unidos después de haber sido acusada de allanamiento y resistencia sin violencia a la policía

Una mujer de Florida entra en una casa ajena para bañarse desnuda en la piscina
La mujer, identificada como Heather Kennedy, tendrá que hacer frente a la justicia de Estados Unidos acusada de varios cargos.
Foto: Cárcel del Condado de Charlotte / Cortesía

La broma de una mujer de Florida le puede salir realmente cara. Y es que, según apuntan algunos medios locales, ella ahora está acusada de meterse desnuda en la piscina de un extraño y hacer caso omiso a las insistentes peticiones para que se fuera.

De acuerdo al reporte policial de la Oficina del Sheriff del condado de Charlotte, Heather A. Kennedy, de 42 años, enfrenta cargos de allanamiento en estructura o transporte y resistencia a un oficial sin violencia.

Te puede interesar: Mujer latina que dejó olvidada a bebé de 2 años en un auto en Miami dice que no quería matar a la niña

Todo comenzó cuando el propietario de la casa regresó a casa y, según contó a las autoridades, vio que había una extraña desnuda en su piscina y que ella había dejado la ropa esparcida por el jardín.

El hombre, que prefirió no enfrentarse a la mujer, llamó a la policía para sacar a la mujer de la piscina. Pero cuando los agentes llegaron a la casa de Cambridge Drive, Kennedy se mostró muy hostil hacia ellos y les dijo que la dejaran en paz.

Los policías que acudieron al lugar le insistieron en varias ocasiones que se vistiera y que saliera de la piscina. Pero ella continuaba con su idea de quedarse ahí.

Te puede interesar: En imágenes el bloqueo de una autopista en Miami en solidaridad con las protestas en Cuba

Cuando consiguiera que, por fin, saliera de la piscina y se vistiera, Kennedy se resistió a ser arrestada y les advirtió que ella no iría a ninguna parte.

Después de todo, los agentes pudieron arrestarla y trasladarla a la cárcel del condado de Charlotte. En un primer momento, incluso, la mujer ni siquiera les dio su nombre aunque más tarde fue identificada a través de las fotos de archivo de la cárcel.