Verduras congeladas: 5 peores errores al cocinarlas

Descongelar tus verduras congeladas o hervirlas antes de agregarlas a tus recetas son algunos errores que puedes estar cometiendo al cocinarlas, prácticas que pueden afectar su calidad y nutrientes

ejotes congelados

El método de cocción que mejor retiene los nutrientes de los vegetales es uno que los cocine rápidamente. Crédito: LeoNeoBoy | Pixabay

Congelar las verduras es una de las formas más prácticas y sencillas de conservarlas por largo tiempo de manera segura. Las frutas y verduras congelados mantienen sus beneficios ya que el congelamiento detiene la degradación del alimento pero no destruye los nutrientes. Las vitaminas, minerales y antioxidantes se preservan en tus vegetales.

La calidad de las frutas y verduras congeladas puede mantenerse durante un periodo de 8 a 12 meses. Probablemente al conservarlas y cocinarlas estás cometiendo algunos errores que afectan sus virtudes.

5 errores que debes evitar al conservar y cocinar tus verduras congeladas

1. Eliges la bolsa de verduras incorrecta

Si optas por una bolsa en donde las verduras están agrupadas o con trozos de hielo significa que se descongelaron y se volvieron a congelar, con lo que pudieron perder calidad.

“La fluctuación de temperatura puede hacer que las verduras se deshidraten, o pierdan su contenido de agua y desencadenar la formación de hielo, lo que puede afectar el color, el sabor y la firmeza”, dijo la dietista Beth Auguste, al HuffPost. Antes de comprar, aprieta la bolsa para sentir los trozos individuales de verduras congeladas.

2. Dejas que se quemen en el congelador

No congelar las verduras en el empaque adecuado puede afectar su vida útil y calidad. Cuando las verduras no se sellan y almacenan correctamente corren el riesgo de quedar expuestas al aire, lo que provoca oxidación que puede afectar su valor nutricional.

El Centro Nacional para la Conservación de Alimentos señala que para una mejor resistencia al vapor de humedad, es mejor asegurarse de elegir bolsas, envoltorios y cajas hechos especialmente para congelar alimentos.

3. Descongelas verduras congeladas antes de cocinarlas

Las verduras congeladas no siempre necesitan descongelarse antes de cocinarse; esto puede hacer que las verduras se vuelvan flácidas. De acuerdo a The Spruce Eats, la mayoría de las verduras congeladas se pueden agregar directamente a cualquier receta que estés preparando, sin olvidarte de aumentar el tiempo de cocción en aproximadamente un 50 por ciento y darles la vuelta a la mitad.

Las verduras de hoja como la espinaca son algunas excepciones que en ocasiones sí requieren descongelarse y escurrirse, principalmente si serán usadas para acompañar platos secos como pizza o pasta. No es necesario descongelar y escurrir al preparar recetas como sopas.

4. Agregar las verduras demasiado pronto a la receta

Antes de ser congeladas, las verduras se sumergen durante unos minutos en agua hirviendo. El escaldado detiene las acciones de las enzimas que causan pérdida de sabor, color, textura y nutrientes incluso en almacenamiento congelado.

Una cocción excesiva puede provocar que se pierdan nutrientes como la vitamina C que es sensible al calor y además es soluble en agua como las vitaminas B.

5. Llevas las verduras a ebullición

Al igual que las verduras frescas, los métodos de cocción que las mantienen en calor por mucho tiempo y sumergidas en agua las hacen perder calidad, textura y nutrientes. Usar el microondas requiere de pocos minutos para cocinar los vegetales; el método de cocción que mejor retiene los nutrientes es uno que cocina rápidamente. También puedes optar por saltearlos o asarlos.

Te puede interesar:

En esta nota

Tips de cocina

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain