Campaña intenta llegar a las comunidades de color para que se vacunen contra el covid-19

Se planea enviar equipos a grandes eventos en el sur de Los Ángeles para motivar a las personas a que se inmunicen

La clinica Kedren del sur de Los Ángeles realiza pruebas de covid-19 y administra la vacuna. (Jacqueline García/La Opinión)
La clinica Kedren del sur de Los Ángeles realiza pruebas de covid-19 y administra la vacuna. (Jacqueline García/La Opinión)
Foto: Jacqueline García / Impremedia

El jueves por la mañana docenas de personas esperaban en línea para hacerse la prueba del covid-19 o para recibir su vacuna en una clínica del sur de Los Ángeles.

Entre ellos estaba la señora Antonia Bernardo quien llegó con sus dos hijos, Eric y Stephanie Genaro para que se hicieran la prueba.

Bernardo dijo que su hija Stephanie, quien cursa el grado 8 ya está vacunada pero su hijo Eric, quien tiene 11 años y cursa el grado 6, todavía no es elegible para la vacuna.

“En cuanto se apruebe se la voy a poner”, dijo Bernardo.

La madre de familia añadió que ella también está inoculada y aunque hubo temor inicialmente para ponerse la vacuna, sabían que era lo correcto para hacer. Añadió que le gustaría ver a más personas vacunadas para poder terminar el contagio del virus.

Antonia Bernardo con sus hijos Eric y Stephanie Genaro esperando hacerse la prueba del covid-19. (Jacqueline García/La Opinión)

Para abordar estas preocupaciones, esa misma mañana un grupo de políticos estatales y locales, representantes del sur de Los Ángeles, se reunieron en la clínica Kedren Health para anunciar una nueva campaña de dos meses que intentará atraer al mayor número de personas indecisas para vacunarse.

El asambleísta Reggie Jones- Sawyer dijo que pese a que por meses se ha estado haciendo promoción para que las personas se vacunen, en los vecindarios más pobres como el sur de Los Ángeles, el mensaje no ha llegado.

“Por eso estamos aquí porque nos preocupamos por los más pobres, los inmigrantes, los previamente encarcelados y los ancianos”, dijo Jones-Sawyer.

El asambleísta añadió que mientras hablaba con sus colegas políticos del sur de Los Ángeles, se llegó a la conclusión de que los eventos públicos son los mejores lugares para llegar a la gente y animarlos a que se vacunen.

“Hay muchos eventos públicos donde llegan afroamericanos y latinos y todos están en un área grande de 7,000 a 10,000 personas”, dijo Jones-Sawyer. “Si sumamos todos los diferentes eventos como de jazz y cosas que normalmente tenemos durante el verano, vemos que podemos hablar con miles de personas a la vez”.

La supervisora del condado de Los Ángeles, Holly Mitchell, quien representa el sur de Los Ángeles, dijo que aunque hay un incremento del 1.2 en las vacunas también se ha demostrado que las comunidades de color están muy por debajo del nivel de vacunación.

Indicó que es impresionante ver que en el sur de Los Ángeles hay muchas personas que continúan renuentes ante la inoculación.

“Me preocupé profundamente cuando escuché ayer a algunos líderes comunitarios y trabajadores de divulgación que dijeron que la gente les decía no solo que se fueran de la puerta de su casa, sino ‘¡salgan de nuestro vecindario!’”.

Mitchel dijo que esto se debe a que muchas de estas comunidades no solo son difíciles de alcanzar, pero apenas si han recibido la más mínima información sobre las vacunas.

“Así que tenemos que cambiar eso y encontrar formas en las que cada miembro de la comunidad se sienta escuchado, respetado y reconocido”, dijo Mitchell. “Y cuando la gente de la comunidad llama a la puerta, como lo hacemos durante el censo, para traer recursos e información, realmente es lo mejor para todos”.

La supervisora Holly Mitchell en el anuncio de la campaña. (Jacqueline García/La Opinión)

La vacuna es la solución

El doctor Jerry Abraham, médico de familia y epidemiólogo de la clínica Kedren Health, dijo que hasta el momento se han administrado más de 300,000 vacunas en la clínica y no se debe bajar la guardia.

“No hay momento que perder ni una gota de vacuna que desperdiciar, la variante Delta es real. Sabemos que la gente se está muriendo, la gente está sufriendo en el hospital cuando les ponen los ventiladores y eso es prevenible”, dijo el doctor Abraham.

En su clínica móvil, él es uno de los doctores de Kedren que ha estado visitando diferentes áreas del sur de Los Ángeles como parques, escuelas, centros recreativos y cualquier lugar que le permitan motivar a las personas a que se inoculen.

“Estas vacunas son nuestra mejor herramienta, nuestra mejor defensa para protegernos del covid-19”, indicó

Datos del condado de Los Ángeles muestran que el 94% de las hospitalizaciones entre el 1 de mayo y el 17 de julio de este año fueron personas que no estaban completamente vacunadas. Adicionalmente, el 94% de las muertes entre el 1 de abril y el 24 de julio se produjeron entre las personas no vacunadas o parcialmente vacunadas.

Algunos eventos programados para hacer alcance a las personas son el 21 de agosto en el festival de Jazz de Long Beach y el 28 de agosto en Baldwin Hills. Adicionalmente, el 17 de agosto las primeras 200 personas que lleguen a la oficina de campo del concejal Curren D. Price a ponerse su vacuna recibirán unos audífonos Beats gratis.

Los residentes o trabajadores del sur de Los Ángeles interesados en vacunarse pueden visitar la clínica Kedren localizada en el 4122 S. Avalon Blvd en Los Ángeles. No necesita cita para recibir la vacuna.