Niña de 11 años sobrevivió a la masacre de su familia por un exmarine en Florida haciéndose la muerta

La niña fue única sobreviviente de una masacre perpetrada por Bryan Riley, en la que murieron 4 de sus familiares el domingo, en Lakeland, Florida

Línea de policía.
Línea de policía.
Foto: KAMIL KRZACZYNSKI / AFP / Getty Images

Una niña de 11 años que sobrevivió a un ataque mortal de un hombre armado con armadura completa contra sus familiares en Florida el domingo logró salvar su vida haciéndose la muerta, dijeron las autoridades.

La niña fue la única sobreviviente después de que las autoridades de Lakeland, en el centro-oeste de Florida, informaron que el exmarine Bryan Riley mató a cuatro personas, incluida una madre y el niño de 3 meses en sus brazos.

La niña que sobrevivió se encuentra en condición estable en un hospital de Tampa, dijeron las autoridades.

“Ella les dijo a nuestros detectives: ‘Creo que estoy viva ahora [porque] me hice el muerto y recé'”, dijo el Sheriff del condado de Polk, Grady Judd, según WTSP-TV.

Un comunicado de la familia dijo que la niña ya se sometió a cuatro cirugías para reparar 10 heridas, pero está alerta, leyendo, escribiendo y en general de buen humor.

“Ella estaba muy asustada cuando esto sucedió, pero simplemente oró durante el evento y supo que estaría bien”, dijeron en un comunicado a WTVT-TV. “Agradecemos todos los buenos deseos, amables palabras y oraciones”.

El exmarine Bryan Riley, de 33 años, está detenido sin derecho a fianza por cuatro cargos de asesinato en primer grado por los asesinatos de Justice Gleason, de 40; su novia de 33 años, Theresa Lanham; su hijo pequeño, Jody, que nació en mayo y la madre de Lanham, Catherine Delgado, de 62 años. También está acusado de matar al perro de la familia.

Funcionarios del Sheriff del condado de Polk dicen que Riley, quien sirvió en Afganistán e Irak, irrumpió en dos casas en la propiedad alrededor de las 4:30 a.m. del domingo, disparando a sus víctimas mientras estas se encogían de miedo y suplicaban por sus vidas. El bebé fue hallado acunado en los brazos de su madre, según CBS News.

En la escena del crimen el martes, los agentes del alguacil sacaron bolsas con artículos. La casa de bloques de concreto de un solo piso tiene una casa más pequeña en la parte trasera, cerca de una piscina inflable para niños. Un letrero en una cerca etiqueta la propiedad “The Compound”, mientras que otro letrero advierte sobre un perro en las instalaciones.

Agentes del Sheriff aseguran que continuarán la investigación hasta que se conozca con todo detalle lo sucedido.