Latinos apoyan modernización del Río de Los Ángeles, pero quieren más parques

También expresan su temor porque la modernización del afluente que atraviesa el condado, los desplace de sus viviendas

Sondeo encuentra apoyo abrumador para la modernización del Río de Los Ángeles. (Cortesía Russell Horning)
Sondeo encuentra apoyo abrumador para la modernización del Río de Los Ángeles. (Cortesía Russell Horning)
Foto: Russell Horning / Cortesía

La mayoría de los angelinos apoyan la modernización del río de Los Ángeles, a pesar de que menos de la mitad ha visitado el río alguna vez y solo uno de cada diez ha estado ahí muchas veces. Los latinos en particular quieren ver más parques y espacios naturales de esparcimiento.

Esto fue uno de los principales hallazgos del primer sondeo multilingüe sobre el Río de Los Ángeles conducido por el Centro de Estudios Thomas y Dorothy Leavey (StudyLA) de la Universidad Loyola Marymount en colaboración con Ethnic Media Services y el Laboratorio de Estrategias de Narración del Medio Ambiente de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Pero además la encuesta a una muestra de 600 personas, hecha en 4 idiomas, reveló que cuando a los angelinos les preguntan qué es lo primero que viene a su mente cuando piensan en el río de Los Ángeles, la principales palabras que surgen son: sucio, concreto, seco y desamparados, pero también río y agua.

El profesor Fernando Guerra de Loyola Marymount University da a conocer los resultados de un sondeo sobre el Río de Los Ángeles. (Araceli Martínez/La Opinión)

“Nuestro sondeo arrojó que los angelinos son brutalmente realistas acerca del estado del río de Los Ángeles, pero también realistamente optimistas”, dijo Fernando Guerra, director de StudyLA de la Universidad Loyola Marymount.

“Ellos ven lo que se necesita hacer para modernizar el río que corre por nuestra región y apoyan estos esfuerzos”.

Agregó que por primera vez estamos escuchando un mensaje claro de una muestra representativa de todos los angelinos de lo que quieren ver en el máximo afluente de Los Ángeles.

Sandy Close, directora de Ethnic Media Services, dijo que en las preferencias y prioridades de los angelinos sobre el río, queda claro que existe un apoyo constante de los grupos demográficos diversos de Los Ángeles para revitalizarlo.

Por décadas, los líderes y residentes del condado de Los Ángeles han soñado con la restauración de las 51 millas del río que dio a la ciudad su nombre. Al completarse el Plan Maestro de 408 páginas comisionado por la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles y con la asignación de un nuevo financiamiento del estado y las agencias locales, el momento de hacer realidad el sueño de modernizar el río, ha llegado.

De acuerdo al sondeo, entre las prioridades que se deben atender, destacan la creación de hábitat para las plantas y animales, la captura de agua de lluvia para su uso futuro, antes de que llegue al océano, pero también asegurarse que los residentes no sean desplazados por nuevos desarrollos inmobiliarios, hacer el río accesible y construir más parques y proyectos de recreación.

Pocos angelinos han visitado el Río de Los Ángeles. (Araceli Martínez/La Opinión)

A la gran mayoría de los angelinos, indica la encuesta, les gustaría ver más senderos para ciclistas y peatones y puntos de acceso al río.

Las actividades más comunes en la actualidad son: caminar y relajarse, andar en bicicleta, observar a los pájaros, hacer picnics, pescar y kayaking.

Sin embargo, también preocupa que los esfuerzos de modernización provoquen un aumento de los campamentos de desamparados en el río, alza de impuestos y el desplazamiento de los vecinos de bajos ingresos.

En especial, los latinos dijeron en esta encuesta, que están preocupados por ser desplazados de sus viviendas; y más que otros grupos, quieren más parques y espacios naturales. Además están divididos en el apoyo a un posible aumento de impuestos para pagar por la revitalización del río. La mayoría de los grupos étnicos se oponen a un incremento tributario.

También la mayor parte de los residentes quisieran que se removiera el concreto donde es posible crear áreas naturales, pero también favorecen dejarlo con el propósito de controlar inundaciones.

Sandy Close, directora de Ethnic Media Services reúne a varios líderes para hablar sobre los esfuerzos de modernización del Río de Los Ángeles. (Araceli Martínez/La Opinión)

El presidente de la Asamblea de California, Anthony Rendón, dijo que sus experiencias con el río son similares a las de muchos angelinos que desde niños siempre pasan por un lado, pero no piensan mucho sobre su historia y potencial.

“Cuando comencé a trabajar en el sector no lucrativo y me involucré más en la comunidad, me di cuenta que era un recurso tremendo para nuestra gente que necesita mejorarse” .

Consideró que el río puede ser el puente que una a las comunidades. “El apoyo del 91% de los angelinos a favor de la revitalización del río es increíble y tiene que ver con los esfuerzos de alcance comunitario hechos por nuestros aliados”.

Reveló que el estado hizo una inversión de $45 millones en el sureste de Los Ángeles, al norte de su distrito, en la ciudad de Southgate para un centro artístico y cultural.

“Ya tenemos una huerta y es importante que todos estos esfuerzos de revitalización se logren”.

Sarah Rascon de Mountains Recreation and Conservation Authority, dijo que ella creció en un hogar latino hablando español. “Yo no sabía que había un río en Los Ángeles, mucho menos íbamos a visitarlo, a pesar de vivir a 15 minutos en el barrio de El Sereno”.

Aún cuando no tenían conciencia ecológica, comentó que su familia hacía lo correcto porque cuidaban de no desperdiciar el agua para que no les llegara una cuenta muy alta. “No teníamos una alberca, pero nos dejaban jugar afuera y regar el jardín con la manguera”.

Muchos angelinos quieren que se remueva el cemento del Río de Los Ángeles. (Araceli Martínez/La Opinión)

Esas prácticas de ahorro alimentaron su pasión por el medio ambiente. Su primer encuentro con el río fue al hacer un recorrido cuando trabajó en el Instituto William C. Velazquez. “Me ayudó a entender su historia y las diferentes facetas por las que ha pasado como la época de los 80 y 90 cuando fue descuidado”.

Afirmó que el sondeo demuestra que hay un interés renovado de la gente para modernizar y cuidar el río. “Nos hemos dado cuenta que podemos hacer más para tratar el agua y desarrollar proyectos de recreación para atraer gente”.

Belén Bernal, exalcaldesa de la ciudad de South Gate y directora de la organización Nature for All, dijo que sus recuerdos de la infancia la llevan a México donde el río era un lugar para jugar, pero también donde la gente lavaba su ropa, usaban el agua para regar los cultivos o llevaba a los animales a tomar agua.

Pero como representante de una comunidad donde ella y sus niños han crecido, reconoció que han estado expuestos a una fuerte contaminación, a la falta de espacios verdes y de recreación, lo que les va a quitar al menos 10 años de vida.

“Yo quisiera poder decirles que hay espacios de esparcimiento localmente, pero la realidad es que no hay suficientes para una área densamente poblada”.

Bernal dijo que necesitan ser muy estratégicos en los esfuerzos y combinación de recursos para realmente hacer una diferencia a la hora de modernizar el Río de Los Ángeles para que los niveles de asma, obesidad y enfermedades del corazón ,no continúen impactando a la comunidad latina de la manera que lo hacen hoy.