‘Justicia es verlo tras las rejas’

El juicio del líder de la iglesia La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García, se aplaza hasta 2022; presunta víctima dice esperar esa fecha para que el jurado pueda ver la evidencia de su ‘atroz’ comportamiento

Sóchil Martin es una de las presuntas víctimas de  Naasón Joaquín García. foto: Jorge Luis Macías.
Sóchil Martin es una de las presuntas víctimas de Naasón Joaquín García. foto: Jorge Luis Macías.
Foto: Impremedia

La fecha para que inicie el juicio criminal contra Naasón Joaquín García, líder de la iglesia La Luz del Mundo fue fijada este viernes para el 9 de mayo de 2022.

García, de 51 años ha estado en prisión preventiva en la Cárcel Central para Hombres del condado de Los Ángeles, desde que fue arrestado el 3 de junio de 2019 en el Aeropuerto Internacional de esta ciudad (LAX).

Los principales delitos que enfrenta son tráfico de personas, violación y actos lascivos contra menores de edad y posesión de pornografía infantil.

Son cinco sus acusadoras, identificadas como “Jane Doe”, y un acusador “John Doe” contra quien García y la prófuga Azalea Rangel habrían cometido a actos lascivos en algún lugar del templo La Luz del Mundo, en Guadalajara, México.

Junto con García fueron acusadas Susana Medina Oaxaca y Alondra Ocampo, dos de sus presuntas cómplices que reclutaban niñas para el llamado “Apóstol”.

Ocampo, de 39 años, quien enfrentaba un juicio separado, en octubre de 2020 se declaró culpable de cuatro cargos, incluido violación y cometer un acto sexual y un acto de penetración sexual contra la voluntad de una víctima. La fiscalía de California la considera como la principal cómplice del líder religioso.

La mujer, quien perteneció junto a sus padres a la iglesia La Luz del Mundo, dijo también haber sido víctima de abuso sexual y describió a Naasón Joaquín García como “un monstruo”, en un reporte de Univision Noticias.

Naasón Joaquín García es hoy un reo con una fianza fijada en $90 millones —la más alta en la historia de California.

Su abogado, Alan Jackson, declaró durante la audiencia este viernes que hace pocos días recibió mensajes de texto que se dio entre dos denunciantes, cuyas identidades están protegidas (Jane Doe 2 y Jane Doe 3),y que supuestamente tuvieron conversaciones sobre el consumo de marihuana, su participación en un atraco, haber sostenido relaciones sexuales con otros jóvenes y el caso criminal.

“A García le tendieron una trampa”, dijo el abogado.

Jackson consideró esos detalles como “problemáticos” , porque tuvo conocimiento de ellos apenas un mes antes de la fecha prevista para el juicio pautado para el 27 de septiembre. Por ello, los fiscales Patricia Fusco y Jeffrey Segal no se opusieron al aplazamiento del juicio, aunque consideraron los alegatos de la defensa como “exagerados”.

De esa manera, el juez Ronald S. Cohen otorgó el pedido y programó una audiencia preliminar para el próximo 15 de octubre.


Naasón Joaquín García tiene más de dos años en prisión preventiva. / archivo.

“Justicia es verlo detrás de las rejas””, expresa Sóchil Martin

Entre los asistentes a la sala 101 del tribunal superior del condado de Los Ángeles este viernes estuvieron Sóchil Martin, una de las presuntas “siervas sexuales” de Naasón Joaquín García; su esposo Sharim Guzmán, sus abogados y otras cinco presuntas víctimas de abuso sexual.

“Antes le tenía mucho miedo y pensé que le iba a tener miedo al verlo”, expresó

“Ahora solamente le tengo coraje”. Sóchil Martin es la mujer que denunció a García en 2018 ante la fiscalía de California y quien entabló una demanda civil en febrero de 2020 contra La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García, el Consejo de Obispos y diversos individuos de esa iglesia.

“La última vez que lo vi fue en su oficina en Jalisco [México] donde me violó”, dijo.

“La última vez que oí su voz fue cuando estaba haciendo planes para tratar [trata humana] a mí y a mi hija… Tenía mucho miedo, también por todos mis compañeros que están aquí [en la corte] por si este hombre vuelve a las calles”.

Aunque agregó que en la sala del tribunal se sintió segura, dijo temer por la suerte de familias, menores de edad o matrimonios que la han contactado para expresar sus deseos de abandonar La Luz del Mundo pero que “han sido amenazados u obligados a firmar documentos para no decir nada, porque si lo hacen, les envían guardias alrededor de sus casas para intimidarlos”, indicó Sóchil Martin.

Nerviosa y frotando frenéticamente un pañuelo en sus manos describió que vio en su presunto victimario “a un hombre que no tiene vergüenza o remordimientos; un hombre que es peligroso, una persona no entiende lo que hizo o que no le importa”.

La Luz del Mundo tiene presencia en Los Ángeles, en México y en otros 20 países. / foto: archivo.

Dijo que, aunque la palabra justicia tiene muchos significados, “lo primero es que él [Naasón Joaquín García] tiene que estar detrás de una cárcel como primer paso y reconocer lo que hizo, que se disculpe él y las personas que le ayudaron”.

Sóchil Martin y su esposo dijeron que están siendo parte de una organización que, en México y Estados Unidos luchará para denunciar la trata humana, “un tema muy peligroso que sucede en La Luz del Mundo en este siglo 21”.

Sostuvo que durante 30 años fue víctima de La Luz del Mundo y que durante casi 15 años, víctima de Naasón Joaquín García.

“Pagué un alto precio por nacer [dentro] de esta iglesia”, afirmó.

“Las víctimas inocentes hemos esperado el día en que un jurado verá la evidencia de su comportamiento atroz y confirmará a los seguidores de la Luz del mundo y al mundo que Nasón no es un hombre de Dios, o un hombre para ser idolatrado, sino un criminal. Se suponía que hoy marcaría el paso final hacia el juicio de Naasón; sin embargo, su juicio se retrasó una vez más”.

Eliezer Gutiérrez Avelar, pastor de la iglesia La Luz del Mundo respondió por escrito a La Opinión con un comunicado compartido en Twitter donde indican: “Confiemos en Dios hermanos, la verdad saldrá a la luz. Conocemos al Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García; su vida íntegra es reconocida por miles y miles de familias”.

“Los comentarios de la Sra. Sochil demuestran exactamente lo que ha estado mal en este caso desde el principio: una prisa por juzgar en los medios de comunicación antes de que se haya presentado ninguna prueba en el juicio y de hecho, incluso mientras se han ocultado pruebas al equipo de la defensa. Me gustaría hacer esta observación, y luego volver al contenido del comunicado”, agregó.