Primero humo y ahora tormentas eléctricas y lluvias en partes del sur de California

El sol no ha brillado por dos días en el área de Los Ángeles, mientras en el Condado Riverside hubo alerta de inundaciones; los expertos anticipan más lluvias durante el fin de semana en la región

Hubo tormentas eléctricas en varias partes del sur de California. Foto de archivo.
Hubo tormentas eléctricas en varias partes del sur de California. Foto de archivo.
Foto: FEDERICO PARRA/AFP / Getty Images

Han sido tantos meses seguidos sin lluvias en el sur de California que hasta cuesta trabajo creerlo: este viernes ha habido lluvias en la región.

Las autoridades avisaron de tormentas eléctricas y fuerte precipitación. Esto se ha combinado con la presencia de humo proveniente de los incendios en el norte del estado. El sol prácticamente no ha brillado en Los Ángeles en las pasadas 48 horas.

En Corona, en el Condado Riverside, la lluvia fue fuerte, como se mostró en videos publicados en redes sociales.

En Desert Hot Springs, también en el Condado Riverside, el agua cayó con fuerza. Las autoridades locales emitieron una alerta de inundaciones en todo el Valle de Coachella.

El Servicio Nacional del Clima avisó de la formación de fuertes tormentas eléctricas sobre la costas frente al sur de California, incluyendo el Canal de San Pedro rumbo a la Isla Catalina. Se pronosticaba la posibilidad de fuertes aguaceros y hasta granizo.

En el Condado Orange se reportaron fuertes lluvias, específicamente en el área de Tustin, donde hubo calles inundadas.

En San Diego la lluvia retrasó el partido de béisbol entre los Padres y los Atlanta Braves. Curiosamente, la última vez que estos equipos se enfrentaron fue en julio en Atlanta y la lluvia interrumpió ese partido, el cual se iba a completar el viernes en San Diego.

Los expertos dijeron que aunque inusuales, las tormentas eléctricas en esta parte del año no son del todo inéditas, e indicaron que sábado y domingo habrá probabilidad de más lluvia en la región, sobre todo en las montañas y los desiertos.

Las tormentas eléctricas causaron estragos hace semanas en el norte de California, al provocar nuevos incendios forestales que comprometieron la delicada situación preexistente.

LEER MÁS: El verano de 2021 ha sido el más caliente jamás registrado