Juez de Texas ordenó liberar a más de 200 inmigrantes detenidos por orden del gobernador Abbott

En la última falla del esfuerzo de Abbott para involucrar a Texas en vigilar la frontera, migrantes fueron arrestados y retenidos durante semanas sin enfrentar cargos; una violación de la ley estatal

Se estima que hay cerca de 3,000 elementos de la Guardia Nacional apoyando en la vigilancia de la frontera con México.
Se estima que hay cerca de 3,000 elementos de la Guardia Nacional apoyando en la vigilancia de la frontera con México.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Texas debe liberar a casi 250 inmigrantes indocumentados que fueron arrestados bajo la política de seguridad fronteriza de “atrapar y encarcelar” del gobernador Greg Abbott y que han estado en prisión por más de un mes sin ser acusados de delitos, según Texas Tribune.

El juez de distrito estatal Roland Andrade concedió una moción para liberar a los migrantes con fianzas sin costo el martes, después de que los abogados defensores impugnaron el encarcelamiento continuo de cientos de migrantes, citando violaciones generalizadas de la ley estatal y los derechos constitucionales al debido proceso.

La ley de Texas exige que los acusados penales sean liberados de la cárcel sin pagar una fianza o con el pago de una fianza asequible, si los fiscales retrasan los casos al no presentar cargos rápidamente.

Por allanamiento, acusación por la que fueron detenidos la gran mayoría de los migrantes, ese plazo se fija en 15 o 30 días, según el nivel de la acusación.

Kristen Etter, abogada de Texas RioGrande Legal Aid, explicó al juez que su organización había llegado a un acuerdo con el fiscal del condado de Val Verde para liberar a unos 55 inmigrantes a los que no se les había presentado cargos tras 15 días de arresto, reportó el periódico The Texas Tribune.

También se llegó a un acuerdo con los fiscales del condado de Kinney, que liberarán a otros 168 acusados a quienes no se les habían presentado cargos en su contra en 30 días o más.

Abbott dio la orden de arrestar y acusar de delitos menores a los migrantes a finales de mayo pasado como parte de su plan de reforzar la seguridad fronteriza en medio de las críticas al Gobierno del presidente, Joe Biden.

El gobernador firmó una declaración de estado de emergencia debido al incremento en el flujo migratorio por la frontera de Texas registrado en los últimos meses.

Para finales de agosto más de 500 inmigrantes habían sido detenidos por las autoridades de Texas.

Las liberaciones ordenadas por el juez estatal son el último tropiezo en el nuevo sistema estatal de justicia penal para migrantes de Abbott, que ha estado plagado de problemas desde que lo inició en julio.

No está claro si después que los inmigrantes indocumentados sean liberados, las autoridades migratorias tomarán su custodia.