Turismo de aborto: según el Fiscal de Texas la ley que restringe el aborto sirve para alentar el turismo a otros estados

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, afirmó que la ley que veta el aborto en Texas está estimulando el comercio interestatal

El fiscal general de Texas Ken Paxton.
El fiscal general de Texas Ken Paxton.
Foto: Brandon Bell / Getty Images

El fiscal general de Texas Ken Paxton sostuvo el miércoles que los viajes que las mujeres de Texas están haciendo fuera del estado para obtener abortos son un punto a favor de la ley restrictiva del aborto en ese estado.

Además, la prohibición del aborto está animando a la gente a cruzar las fronteras estatales, sugirió Paxton.

Paxton usó este argumento cuando razonó la defensa de esa ley en los sumarios presentados para contestar a la impugnación que hizo el Departamento de Justicia a la prohibición del aborto en Texas.

Paxton presentó el documento en respuesta a uno de los argumentos esgrimidos por el gobierno del presidente Joe Biden contra la norma, que sostiene que dado que la prohibición del aborto afecta el comercio interestatal, el gobierno tiene potestad para denunciarla, según CNN.

En su escrito, el fiscal aseguró que el Departamento de Justicia no ha citado ninguna “prueba real” de que la ley de Texas suponga una carga para el comercio interestatal.

“Lo que las pruebas existentes sugieren es que la ley está estimulando más que obstruyendo los viajes interestatales”, dijo Paxton, quien agregó que se ha producido un aumento de las mujeres que viajan desde Texas a Kansas y Oklahoma para tener un aborto.

Paxton presentó su escrito antes de una vista el próximo viernes en la que el juez federal Robert Pitman examinará si ordena bloquear la ley de aborto de Texas.

La demanda del Departamento de Justicia es una de muchas denuncias interpuestas en tribunales estatales y federales contra la norma de Texas.

La legislación, que entró en vigor el 1 de septiembre, prohíbe practicar el aborto a partir de la sexta semana de gestación, cuando ya puede detectarse el latido del corazón del feto, aunque muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas.

A diferencia de leyes similares en otros estados, la peculiaridad de la legislación texana, impulsada por los republicanos, es que permite a particulares presentar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una embarazada a abortar si cree que infringe el veto.

Además, ofrece recompensas de hasta $10,000 dólares al demandante si gana el juicio.

El aborto fue reconocido como un derecho constitucional en EE.UU. en 1973 gracias al fallo del Tribunal Supremo en el caso “Roe contra Wade”, en el que se reconoció que una mujer puede terminar con su embarazo durante los primeros seis meses de gestación.

Con información de EFE