Estados Unidos supera los 700,000 muertos por COVID-19, a pesar de la amplia disponibilidad de vacunas

Los últimos 100,000 fallecidos en EE.UU. se caracterizan por ser personas no vacunadas, cada vez más jóvenes y ubicados en los estados del sur del país

Al borde de los 700 mil muertos por COVID-19 en EE.UU., a pesar de la amplia disponibilidad de vacunas

De los últimos 100,000 fallecidos por Covid-19 en el país, sólo 2,900 correspondían a personas vacunadas. Crédito: Win McNamee | Getty Images

En Estados Unidos más de 700,000 personas han muerto a causa del coronavirus, según un conteo del New York Times, una cifra que pocos expertos habían anticipado hace meses cuando las vacunas estuvieron ampliamente disponibles para toda la población estadounidense.

La abrumadora mayoría de los estadounidenses que han muerto en los últimos meses, un período en el que el país ha ofrecido un amplio acceso a las vacunas, no estaban vacunados.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en Estados Unidos se registran 1,900 muertes diarias en promedio en la última semana.

Conforme a ese registro, de los últimos 100,000 fallecidos por Covid-19 en el país, sólo 2,900 correspondían a personas vacunadas.

Estados Unidos ha tenido una de las tasas de mortalidad recientes más altas de cualquier país con un amplio suministro de vacunas.

El nuevo y alarmante aumento de muertes este verano significa que la pandemia se ha convertido en la más mortífera en la historia de Estados Unidos, superando el número de víctimas acontecida durante la influenza de 1918 y 1919, que mató a unas 675,000 personas.

“Esta ola Delta atraviesa a los no vacunados”, dijo Howard Markel, historiador médico de la Universidad de Michigan al New York Times.

“Las muertes que han seguido a la amplia disponibilidad de vacunas fueron absolutamente innecesarias”.

Las personas que murieron en los últimos tres meses y medio se concentraron en el Sur, región que se ha quedado rezagada en vacunaciones.

La mayoría de las muertes se registraron en Florida, Mississippi, Louisiana y Arkansas.

Se ha demostrado que las vacunas son altamente efectivas para prevenir enfermedades graves y la muerte, y un estudio del CDC publicado en septiembre encontró que después de que Delta se convirtió en la variante dominante, las personas no vacunadas tenían 10 veces más probabilidades de morir a causa del virus que las vacunadas.

Víctimas mortales cada vez más jóvenes

Los que murieron eran también más jóvenes: en agosto, todos los grupos de edad menores de 55 años registraron su mayor número de muertos.

Aproximadamente el 40% de las 100,000 personas más recientes que murieron por el virus tenían menos de 65 años, una proporción más alta que en cualquier otro punto de la pandemia.

El ritmo de la muerte se aceleró, luego se desaceleró y luego se aceleró nuevamente durante los últimos 18 meses a medida que el virus se propagaba por todo Estados Unidos en oleadas.

Las 100,000 muertes más recientes ocurrieron durante más de tres meses, un ritmo considerablemente más lento que cuando la pandemia alcanzó su punto máximo el invierno pasado.

Durante ese aumento anterior, solo pasaron 34 días entre la muerte número 400,000 y la muerte número 500,000.

Médicos y enfermeras cansados ​​expresaron su frustración porque muchos de los pacientes cuyas vidas ahora estaban luchando por salvar habían rechazado las vacunas.

Las personas de 65 años o más, que se encuentran entre las más vulnerables a enfermedades graves por el virus, tienen la tasa más alta de vacunación de todos los grupos de edad con 83% completamente vacunados, según los CDC.

Las tasas de vacunación son más bajas para las personas de 30 años, y la cantidad de personas de ese grupo de edad que murieron a causa del virus en agosto fue casi el doble que la cantidad de personas que murieron durante enero.

Más de 3,800 personas de 40 años o menos murieron por COVID-19 en agosto, en comparación con 2,800 en enero.

“Si miras hacia atrás cuando el virus comenzó por primera vez, el mantra era, esta parece ser una enfermedad que afecta a las personas mayores de manera más severa y, afortunadamente, las personas más jóvenes no parecen enfermarse tanto”, dijo. “Las personas más jóvenes ahora sienten que este es un virus que no les afectará”.

Leer más
* Covid: Merck afirma que su píldora puede reducir muertes y hospitalizaciones a la mitad
* Guía de requisitos COVID-19 para vuelos internacionales y nacionales
* Con más de 650,000 banderas blancas honran las muertes por coronavirus en el National Mall

En esta nota

coronavirus en EEUU Covid

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain