La escasez de chips ayudó a acelerar las ventas de autos

El mercado de automóviles usados está incrementando los ingresos de los concesionarios por la venta y el aumento en los servicios de los clientes que están conservando sus vehículos durante más tiempo en lugar de sustituirlos por un nuevo modelo

Los especialistas estiman que el mercado de vehículos se estabilizará en la primera mitad del 2022.
Los especialistas estiman que el mercado de vehículos se estabilizará en la primera mitad del 2022.
Foto: JIM WATSON / AFP

Se podría pensar que la baja producción de coches es mala para la industria, sin embargo, muchos concesionarios se están beneficiando del cuello de botella en la cadena de suministro.

Ante la escasez de chips las ventas de vehículos se están realizando en un tiempo récord, alcanzado en algunas ventas menos de una hora. 

Los clientes ya no esperan características adicionales en los automóviles debido a que no saben con seguridad cuándo ocurrirá. 

Las ventas en los vehículos han bajado un 20% y dependiendo del modelo, los clientes deben esperar entre 6 y 18 meses por su nuevo auto debido a la escasez de semiconductores. 

Esta escasez está provocando que más del 95% de los vehículos que llegan se venden casi de manera inmediata

Debido a la grave escasez de semiconductores ha paralizado las fábricas de todo el mundo. Como resultado, la menor producción supone una pérdida de ingresos de $210,000 millones de dólares para la industria este año

Por el contrario, los beneficios de los concesionarios han aumentado un 197% durante el primer trimestre del 2021 en comparación con el mismo periodo del 2020. 

Los minoristas de automóviles se benefician de los menores costes operativos con menos inventario, y el desequilibrio de la oferta y la demanda significa que los compradores pagan más por los vehículos nuevos y usados, a veces cientos de dólares por encima del precio de venta sugerido por el fabricante.

Relacionado: Tesla alcanza un nuevo récord en la entrega de automóviles

El mercado de vehículos usados

El volumen de ventas ha caído un 26%, lo que ha hecho que los propietarios de las franquicias se esfuercen por encontrar inventario para llenar sus lotes vacíos. 

Hoy los concesionarios de vehículos están llamando a sus antiguos clientes y les preguntan si quieren salir de un contrato de arrendamiento o vender su segundo o tercer automóvil. Algunos clientes incluso, corren con mayor suerte y están vendiendo sus automóviles por más dinero de lo que los compraron hace un año

La escasez de vehículos se ve compensada por el sólido mercado de coches usados y el aumento de los ingresos por servicios ahora que los clientes conservan los vehículos durante más tiempo en lugar de sustituirlos.

Aunque no se conoce el número real de venta de automóviles, AutoNation, el mayor minorista de automóviles de Estados Unidos, informó que registró un récord de $7,000 millones de dólares en ingresos durante el segundo trimestre de 2021 con unos beneficios brutos de $4,157 dólares por vehículo nuevo vendido, casi $2,000 dólares más que el año anterior y un 130% en comparación con el segundo trimestre de 2019 de acuerdo con un reporte de Morning Brew

La oferta limitada de vehículos no sólo ha hecho subir los precios de venta, sino que ha reducido considerablemente la necesidad de gastar en publicidad

Algunos analistas estiman que el mercado de vehículos se estabilizará en la primera mitad del 2022

El aumento de los pedidos y la mayor demanda por productos electrónicos son factores que nos indican que la oferta aún tardará tiempo en llegar a su equilibrio con la demanda, una forma en que el mercado nos recuerda que la pandemia de coronavirus aún no ha terminado

Te podrá interesar