Sal yodada, la mejor opción según la OMS

La OMS señala que la sal yodada mejor opción. La sal de mar o la sal rosada del Himalaya no son mejores que la sal de mesa, independientemente de la fuente de sal, es el sodio que contiene el que causa efectos negativos en la salud

La OMS señala que cualquier tipo de sal debe limitarse y sugiere optar por la sal yodada.
La OMS señala que cualquier tipo de sal debe limitarse y sugiere optar por la sal yodada.
Foto: Castorly Stock / Pexels

La sal es la principal fuente de sodio en la dieta, el alto consumo de sodio está relacionado con múltiples efectos negativos en la salud en los humanos de cualquier edad, incluidos los niños. Por ello la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda limitar su consumo de sal. Además, la OMS indica que la sal que se consuma debe ser yodada.

La OMS señala que: “La sal marina no es ‘mejor’ que la sal manufacturada simplemente porque es ‘natural’”. Sal del Himalaya, sal marina, sal de roca, sal negra, sal rosa; todo sigue siendo sal. La Escuela de Salud Pública de Harvard explica que todos los tipos de sal están hechos de cloruro de sodio y el contenido de nutrientes varía mínimamente.

La sal rosa del Himalaya al igual que la sal marina, está menos procesada y contienen pequeñas cantidades de minerales como hierro, calcio, potasio y magnesio, pero no es suficiente para ofrecer un beneficio nutricional sustancial.

Por qué la OMS recomienda optar por sal yodada

La OMS indica que la sal que se consume debe estar yodada o “fortificada” con yodo. Expone que el yodo es esencial para el desarrollo saludable del cerebro en el feto y el niño pequeño, también para optimizar la función mental de las personas en general.

Katherine Zeratsky, especialista en dietética, endocrinología y nutrición de Mayo Clinic señala que la manera más fácil de ingerir suficiente yodo probablemente sea con la sal yodada.

Harvad comparte que la sal de mesa más utilizada, se extrae de los depósitos de sal subterráneos y se procesa para eliminar las impurezas. El yodo, se añadió a la sal en 1924 para prevenir el bocio y el hipotiroidismo, enfermedades causadas por la deficiencia de yodo.

Los Institutos Nacionales de Salud señalan que el yodo es un mineral que el cuerpo necesita para producir hormonas tiroideas. Estas hormonas controlan el metabolismo del cuerpo, son importantes para el desarrollo apropiado de los huesos y el cerebro durante el embarazo y la infancia.

Cuánta sal consumir al día

Zeratsky dice que es difícil determinar con precisión cuánta sal yodada contribuye al nivel personal de yodo. La sal yodada en Estados Unidos contiene 45 microgramos de yodo por gramo de sal y la cantidad diaria recomendada para los adultos es de 150 microgramos, lo cual puede obtenerse con entre media cucharita y tres cuartos de sal de mesa.

La OMS considera que más de 2,000 mg de sodio, equivalentes a 5g de sal es un consumo elevado. La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda a las personas presión arterial alta un límite ideal de no más de 1,500 mg de sodio. Una cucharadita de sal equivale a 2,300 mg de sodio.

Si bien el cuerpo necesita sodio, no lo requiere en grandes cantidades, alrededor de 500 mg de sodio al día. La alta ingesta de sodio contribuye a la hipertensión arterial, aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Te puede interesar:
10 alimentos más ricos en sodio que aumentan tu presión arterial
4 quesos más ricos en proteína y bajos en sodio
5 mejores alimentos que tienen grasas buenas para tu cuerpo