Los productos más afectados por la crisis en la cadena de suministro

La crisis en la cadena de suministro, que inició con la pandemia, ha provocado escasez y alza en los precios de productos de todo tipo

Son varios los productos que han resultado afectados por la crisis en la cadena de suministro.
Son varios los productos que han resultado afectados por la crisis en la cadena de suministro.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

La crisis en la cadena de suministros, que inició con la pandemia en 2020 por las restricciones de movilidad, ha provocado escasez y alza en los precios de todo tipo de productos.

No es para menos. El Banco Mundial estima que la pandemia causó que se contrajera la economía global un 3.59% durante el año 2020.

Sobre alimentos y bebidas, CNN subraya que sufren aumentos de precio tortillas de maíz, bebidas refrescantes y carne. Podría subir en el corto plazo también el costo del café.

En cuanto a productos manufacturados, todos los bienes que salen de China experimentan escasez y una importante alza de precios.

El sector automotriz vive su propia crisis, por la falta de semiconductores que ya ha obligado a frenar operación de plantas en varias partes del mundo. El inventario de varias marcas está por debajo de los niveles prepandemia.

Esa misma falta de semiconductores golpea a firmas tecnológicas que fabrican artículos electrónicos.

Los vendedores de juguetes se angustian mientras se acerca la temporada de fin de año, pues enfrentan desde ya dificultades causadas por escasez de contenedores y poco espacio en los buques marítimos.

También se dispara en el mundo la demanda de combustibles como el carbón en China y el gas natural en Europa. Lo que no crece al mismo ritmo es la oferta de los mismos.

Estados Unidos y Reino Unido se preocupan, mientras tanto, por el petróleo y sus derivados.

Esto también te interesa:
Estados Unidos necesita 80,000 conductores de camiones para los problemas en la cadena de suministro
Navidad y cadena de suministros: minoristas trabajan a marchas forzadas
Estados Unidos reconoce que problemas de suministro llegarán hasta 2022