Solskjaer se sincera: “Es día más negro desde que llegué”

El técnico noruego recibió la segunda goleada más importante de los últimos diez años contra el Liverpool y su futuro es completamente incierto

El trabajo de Ole Gunnar Solksjaer pudo llegar a su fin con el Manchester United
El trabajo de Ole Gunnar Solksjaer pudo llegar a su fin con el Manchester United
Foto: EFE

Tras la escandalosa derrota sufrida en Old Trafford por parte del Liverpool, el entrenador del Manchester United Ole Gunnar Solskjaer se encuentra en una situación muy comprometida debido a los malos resultados en la Premier League de Inglaterra.

Al finalizar el compromiso, el “asesino con cara de niño” ofreció unas declaraciones para el canal Sky Sports, dejando claro que fue el día “más negro” desde que llegó a los ‘Red Devils’ y que su futuro es incierto.

“No hay mucho que se pueda decir. Es el día más negro desde que llegué aquí. No lo hemos hecho lo suficientemente bien. La responsabilidad es mía. Yo soy el que ha preparado al equipo para el partido”, dijo Solskjaer. “La pasada temporada perdimos contra el Tottenham 6-1 y esto es mucho peor. Es muchísimo peor para un aficionado del United como yo. Solo puedo decir que intentaremos recuperarnos de esto lo más rápido que podamos“, apuntó.

El futuro de Solskjaer está en el aire

Durante sus declaraciones al canal inglés, el técnico fue preguntado sobre la posibilidad real de ser destituido del cargo, por los malos resultados y por la última derrota contra el Liverpool.

“Hemos llegado muy lejos. Hemos llegado muy lejos como grupo. Estamos muy cerca como para rendirnos ahora. No va a ser fácil (recuperarse de esto). Los jugadores vana estar tristes, pero hay muchos líderes aquí. Sabemos que estamos muy abajo ahora mismo, no creo que se pueda estar peor que ahora”, aseguró el noruego. 

La afición abandonó Old Trafford

La paciencia de los fanáticos del Manchester United se agotó. Después de la imagen mostrada en el último encuentro, los aficionados que hicieron acto de presencia en el mítico Old Trafford, comenzaron a abandonar al estadio en el segundo tiempo del compromiso.

Entre abucheos, pañuelos al aire y una frustración colectiva, las imágenes fueron muy elocuentes mostrando la realidad que vive el equipo en la Premier League.