Tráfico de citas en algunos consulados deja sin documentos a mexicanos

En los últimos meses, las denuncias y despidos por el tráfico de citas explotaron en algunos consulados mexicanos de Estados Unidos.

Consulados mexicanos

Las denuncias por trámites en Consulados mexicanos en EE.UU. se incrementaron en los últimos meses. Crédito: Agencia Reforma

MEXICO.- Si por él fuera, Luis Manuel Hernández hubiera pagado lo que le piden “las mafias” con tal de sacar una cita en el consulado de México en Indianapolis más el costo del pasaporte que quiere sacar allá. Pero 300 dólares es difícil porque está enfermo de ambos riñones y tiene que someterse tres veces por semana a diálisis. 

Desde el restaurante donde trabaja en la línea de hamburguesas, narra su cruz en entrevista telefónica con este diario: “Mejor me aguanto”.

Sabe que puede tener problemas porque todos sus documentos están vencidos pero no logra sacar una cita telefónica ni por teléfono ni por internet sin ayuda de gestores o “coyotes”, como él los llama.

Así que se siente un doble “sin papeles” porque no tiene ni siquiera los de México y eso podría complicarle el seguro médico que tiene contratado.

Sus padecimientos —que incluyen hipertensión y diabetes, dos males que se ensañan con los mexicanos — no son la única razón por las que se niega a dar el dinero, también es por congruencia: no quiere ser parte de un sistema de corrupción que, según observa, también saltó la frontera pero con cara diplomática.

Luis Manuel Hernández en espera de una de las citas para diálisis. Foto: cortesía LMH.

En los últimos meses, las denuncias y despidos por el tráfico de citas explotaron en algunos consulados mexicanos de la Unión Americana. La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ha reconocido dos:  el ubicado en Fresno, California y el de Las Vegas, Nevada. Jaime Vázquez, director general de servicios Consulares, dijo en entrevista con este medio que ambos casos  “son aislados” y que no han tenido reporte de ninguno otro. 

Sea por desconocimiento, por miedo o porque los posibles denunciantes no tienen pruebas, el caso es que la SRE no ha tenido reportes de otros tráficos de influencias, a pesar de que abrió hace dos meses al público al público el correo de denuncia mexitel@sre.gob.mx

En Fresno el esquema ilegal de citas era entre un prestador de servicios profesionales independientes del consulado y un guardia; en Las Vegas, era a través de gestores y se dio aviso a las autoridades y quedaron inhabilitados los implicados.

Pero más allá del reconocimiento oficial, hay testimonios de cientos de casos de presunto lucro con la necesidad de citas que tienen los migrantes para tener una identificación mexicana en Atlanta Raleigh, Orlando e Indianápolis.  

No es un asunto reciente. Luis Manuel Hernández lo padece desde el 2016. Desde entonces ha ido cuatro veces en vano al consulado de Indianápolis (en Columbus no hay sede diplomática). Lo han rechazado porque “no hay” espacio, concluye: como si la representación de México fuera un campo de fútbol o un concierto para el mejor postor. 

Todos los que han pagado a los coyotes sí han obtenido una cita y esto quiere decir que están en complicidad con gente dentro del consulado, se sabe que les dan su moche: por eso no hay citas si lo haces por tu cuenta”.

En Columbus incluso organizan “tours” a Indianápolis.  Esto incluye la cita, pasar por el interesado a su casa, llevarlo al consulado y regresarlo con sus documentos por 155 dólares, más el costo del trámite. “Qué casualidad que cuando vas con ellos sí te reciben”, satiriza Hernández desde el hospital donde lo envió la aseguradora.

Oferta viajes al consulado de Indianapolis
Promociones de este tipo se encuentran a diario los migrantes. Crédito: Luis Manuel | Cortesía

Luis Manuel Hernández ha tenido suerte de que hasta ahora el seguro médico acepte sus identificaciones aunque estén vencidas ,pero no hay garantía en un futuro. De un momento a otro le pueden pedir una identificación vigente para renovarlo y no la tendrá. Aún así decidió esperar porque su economía no está bien y no tiene esposa ni hijos. Dará tiempo al tiempo. 

De vez en cuando llama a los coyotes para saber cómo están los precios pero no han bajado ni un centavo. Hay oferta y demanda que se multiplicó a raíz de la pandemia porque con el pretexto del Covid-19 los consulados mexicanos redujeron la atención a los migrantes en Estados Unidos y esto se volvió una oportunidad para los gestores.

Unos y otros

El consejo que da el gobierno mexicano en voz de Jaime Vázquez es uno: “No recurrir a gestores externos para evitar el tráfico de citas” en tanto la cancillería ataca el problema.

Dice que las acciones de combate a este tipo de corrupción incluyen el bloqueo de correos electrónicos asociados a gestores que venden citas en los consulados de México además de cancelar las citas sospechosas de haber sido gestionadas a través de coyotes. 

Mientras tanto, los migrantes están en una disyuntiva. O renuncian a obtener o renovar sus documentos en algunas sedes diplomáticas ante la imposibilidad de tener una cita por la vía normal, gratuita, como promete el gobierno mexicano (como hizo Luis Manuel Hernández) o resuelven como pueden.

Hugo Gallegos, de 37 años, se cansó de llamar a Mexitel, el servicio de atención oficial para tramitar una cita en los consulados mexicanos. Nunca le contestaron. La desatención telefónica es una constante inconformidad. Son miles de quejosos que se manifiestan en redes sociales y en testimonios directos a medios de comunicación, a organizaciones civiles y de derechos humanos.

Hugo Gallegos en EU. Foto: HG.

Gallegos estaba recién operado de los tendones pero necesitaba renovar la matrícula consular. Después de insistir sin éxito en la línea telefónica de Mexitel fue a hacer fila al consulado de Orlando en cuatro ocasiones. La primera, a las 3:00 de la mañana y fue el número uno en la fila donde esperó varias horas hasta que abrieron. Detrás de él había 40 carros y a cada uno le fueron diciendo: “Lo sentimos, no hay citas. Pero anótese en esta libreta”.

Las siguientes ocasiones vio desfilar a gente de Jacksonville, Tampa, Miami y  Talahasee que llegaban con cita, ¿no que no había citas?, preguntó. Alguien le dijo que eran citas con gestores y que así era más fácil. 

“Es un secreto a voces que las citas para los trámites consulares te las dan inmediatamente si pagas por fuera”, cuenta Matilde Herrera, quien prefiere guardar el anonimato con otro nombre por temor a represalias: hace unos días logró que un gestor le diera una cita para el consulado de Orlando, aunque ella está en Atlanta. 

“Atlanta ya se saturó”, advierte.

“No entiendo por qué se saturó si yo llevo meses intentando sacar cita por teléfono y por internet, pero su respuesta es que no tienen disponibles, por teléfono me dicen que siga llamando después del medio día para ver si abren citas y así le hago y nada, ademas que revise la página en internet para ver si tienen citas disponibles y es lo mismo. Por internet puedo llenar algunas preguntas pero después no me deja continuar”.

Por eso buscó a tres coyotes y así logró su cita en Florida con la agencia “Registros Solutions” que no cobra hasta que el interesado tenga los papeles en la mano. 

Jaime Vázquez pidió a los mexicanos en Estados Unidos tener paciencia. Dice que la línea de Mexitel sí funciona, que sí se dan citas y que prueba de ello es que se da atención a entre 30,000 y 70,000 llamadas diarias (según sus propios datos) y que ninguno de los operadores puede manipular las citas. “Solamente hay horarios que se saturan”.

Enrique Esparza, un activista radicado en Sacramento asegura que en muchos consulados como el de su ciudad, hacen un esfuerzo por atender las demandas de los migrantes, pero la cantidad es tal que muchas veces es imposible. “La demanda de paisanos supera la por lejos la cantidad de consulados”, observa.  

Desde 2019, las medidas de austeridad planteadas por el gobierno federal y las nuevas directrices en política exterior obligaron a la diplomacia mexicana a realizar ajustes en gastos y a esto se sumó la baja de 473 trabajadores independientes por el cambio de visas para trabajar.

Sin embargo, dos años después, acorde con los testimonios actuales, el presunto tráfico de citas depende de cada consulado: los que funcionan mejor son los más grandes que a la vez son los monitoreados por la SRE, según informó ésta en una conferencia de prensa. 

Irene Osorio dice desde Nueva York que su experiencia es positiva y que sólo pasaron dos semanas desde que ella solicitó el trámite para tener su matrícula consular en la mano. Desde Chicago, Juan Matus, activista en Chicago coincide en que hasta ahora no tiene denuncias al respecto. “Nos hubiéramos enterado”.

En Atlanta, en cambio, las quejas son recurrentes y similares: tienen que pagar o no hay pasaporte, ni matricula consular o poderes notariales. Les dicen que no hay, que las máquinas no sirven, que saquen cita urgente pero notariada, como ocurrió a Carina Rivera  quien cuenta que lleva más de un año intentando sacar una cita para su hijo y sólo pudo hacerla por esa vía.

“Se le sacó la carta notariada porque él estaba arreglando para lo del DACA y tenía que tener vigente su pasaporte y luego en el consulado nos cobraron el doble de lo que vale el pasaporte”.

La falta de documentos de identificación ha complicado la vida a algunos. En Raleigh, María López dijo en agosto a la televisión local que un sobrino murió y no tenían identificación porque no les daban citas y la familia tardó dos meses para localizarlo en una morgue. “No nos lo querían dar”.

En otro ejemplo, Guadalupe Vázquez, quien viajó desde Charlotte para un poder notarial durante cuatro ocasiones, no pudo poner en orden sus finanzas ni en México ni en Estados Unidos. 

Sin mencionar nombres o  lugares, otra vía de denuncia al “coyotaje” de las citas ha sido el diputado federal por la CDMX, Manuel Alejandro Robles Gómez, el grupo parlamentario de Morena y no sólo en Estados Unidos si no en Canadá y lamentó que “la comunidad migrante se haya visto afectada”.  

¿Pasaportes inexistentes?

Para abrir una cuenta bancaria en Nashville, Isydro Ramírez necesitaba dos identificaciones. Así se dio cuenta de que la Credencial para Votar con Fotografía de México no sería suficiente en Estados Unidos y pensó en tener el pasaporte de su país al que no había vuelto desde que dejó Michoacán hacía más de una década.

Fue en junio de 2014. Por esas fechas pasó por ahí un consulado móvil al que el michoacano acudió junto con dos primos y el papá de éstos para sacar la matrícula consular y el pasaporte. Con ambos documentos pudo resolver mucha cosas. Abrió la cuenta bancaria, compró un coche y cada vez que iba a la sucursal de remesas en México, podía enviar el dinero sin problema.

El problema vino cinco años después, cuando quiso renovarlo. Al ingresar su número de pasaporte al sistema de citas por internet, lo rechazó por inexistente. Lo mismo pasó con uno de sus primos y su tío. 

La familia viajó, entonces, a Atlanta. Ahí les pasó lo mismo. Sólo uno de los cuatro pasaportes aparecía oficialmente en la base de datos de registro de la Secretaría de Relaciones Exteriores. 

“Sus pasaportes no son válidos, no tiene registro”, confirmó la persona que los atendió.

El pasaporte sin registro de Isidro Ramírez. Foto: Cortesía IR.

Ahí mismo les pidieron llevar otros documentos para constatar la identidad y finalmente les dieron la renovación. 

“Lo de menos es  pensar que nos cobraron y no metieron la información al sistema para quedarse con el dinero, pero ¿qué va a pasar si les dieron un mal uso?”, advierte Isydro. “Sabemos del caso de un migrante que iba a volar de Tennessee a otra ciudad de Estados Unidos y cuando metieron sus datos y no aparecieron, lo deportaron”.

De acuerdo con información filtrada a la Agencia Reforma, entre mayo y junio la SRE registró dos robos de láminas tipo G para fabricar pasaportes y papelería oficial que estaban destinados a los consulados de México en Nueva York, Estados Unidos, y Guangzhou, China.

La Fiscalía General de la República detalló que el hurto ocurrió en la aduana de Memphis, Tennessee, Estados Unidos, justo en la misma zona de donde Isydro Ramírez reportó el no registro de los documentos de su familia. 

El director general de Servicios Consulares, Jaime Vázquez, afirma que no existen reportes similares al caso de los Ramírez, pero están dispuestos a revisar qué pasó. “La cancillería se toma muy en serio este tipo de casos, sabemos que es muy delicado”.

Te puede interesar:
Consulados en LA entregarán despensas este sábado 22 de agosto, ¿dónde?
Consulados en Houston se reportan “listos” para ayudar a personas afectadas por órdenes de deportación
Consulados móviles hasta en rincones más alejados: cónsul de NY

En esta nota

Consulados mexicanos

Suscribite al boletín de México

Recibe gratis las noticias más importantes de Mexico diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain