Último ciclón bomba dejó lluvias récord, fuertes nevadas e inundaciones en toda la costa Oeste de los Estados Unidos

En Seattle, dos personas murieron debido a la caída de un árbol provocado por las fuertes lluvias y vientos que azotaron la costa Oeste el el fin de semana

El fin de semana más de 300 mil personas se quedaron sin electricidad debido a las fuertes lluvias y vientos del último ciclón bomba proveniente del Pacífico.
El fin de semana más de 300 mil personas se quedaron sin electricidad debido a las fuertes lluvias y vientos del último ciclón bomba proveniente del Pacífico.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

El último ciclón bomba proveniente del Pacífico dejó remanentes graves en su paso por otra la costa Oeste de los Estados Unidos. Lluvias récord, inundaciones, nevadas y vientos fortísimos que mataron a dos personas son varias de las consecuencias que dejó la tormenta que azotó a California, Oregon y Washington el fin de semana.

Las lluvias torrenciales no hicieron más que provocar inundaciones y romper récords. Durante el fin de semana San Francisco recibió 4.02 pulgadas de lluvia versus los 2.38 que se registraron en 2009. Días antes, la ciudad al norte de California vivió hasta 5 días seguidos de lluvia. Para encontrar un registro similar, hay que remontarse hasta la época de la fiebre del oro, según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

Al igual que en San Francisco, Sacramento también vivió precipitaciones que batieron récord el fin de semana. Con 5.44 pulgadas de agua superó por poco el registro de 1880 cuando cayeron 5.28 pulgadas de agua. En el Aeropuerto Ejecutivo de Sacramento cayeron 5.41 pulgadas, eso equivale al 81% de precipitaciones totales en la zona durante el año.

Más al norte, en Reno, Nevada, cayeron 2.65 pulgadas de lluvias y superó el registro de 2.65 ocurrido en 2010. A pesar de que no fueron grandes precipitaciones, fueron lo suficientemente fuertes como para provocar algunos deslaves y deslizamientos de rocas en Carson Pass y Mt. Rose Summit, según The Reno Gazette Journal.

Por otra parte, en Santa Bárbara, las lluvias no rompieron ningún registro, pero sí fueron lo suficientemente intensas como para que las autoridades emitieran órdenes de evacuación a miles de habitantes el fin de semana.

El último de los ciclones bomba también produjo apagones y cortes totales del servicio eléctrico en Oregon, California y Washington. En total, casi 300,000 personas perdieron el suministro de energía el fin de semana y a pesar de que las autoridades han ido restableciendo la electricidad este lunes, todavía hay miles de personas sin luz entre esos tres estados.

Las tormentas no solo trajeron lluvias, sino que también produjeron grandes nevadas en las zonas más altas de la costa Oeste. En la Sierra Nevada, los vientos superaron las 100 millas por hora y Mammoth Muntain registró incluso ráfagas de casi 200mph. Adicionalmente, cayeron hasta 24 pulgadas de nieve en Donner Pass.

Esos mismos vientos ocasionaron la muerte a dos personas en Seattle luego de que un árbol cayera encima de un vehículo mientras varias zonas estaban sin electricidad por la caída de algunos postes de luz.

A pesar de que los tres ciclones bomba se disiparon, los remanentes podrían generar mal clima en el Medio Oeste y Este de los Estados Unidos entre semana. La combinación de este clima con los vientos cálidos provenientes del sur, podrían provocar tormentas eléctricas e incluso tornados en varios estados.

Lee también:
Fuertes lluvias, granizo y tornados azotaron a 3 estados de EE.UU. durante el fin de semana
Rick se degrada a tormenta tropical en su paso por México
Cómo la humanidad salvó la capa de ozono y qué lecciones nos deja para la lucha contra el calentamiento global