Tres ciclones bomba se dirigen a la costa Oeste: generarían inundaciones repentinas y deslaves en California

Los vientos de un ciclón bomba podrían rivalizar con un huracán de categoría 3. Hasta el momento, se prevé que la segunda sea la más peligrosa para la costa Oeste de los Estados Unidos

Según AccuWeather, hay un tren de ciclones bomba en el océano Pacífico que se dirigen a la costa Oeste de los Estados Unidos.
Según AccuWeather, hay un tren de ciclones bomba en el océano Pacífico que se dirigen a la costa Oeste de los Estados Unidos.
Foto: APU GOMES / Getty Images

Un tren de ciclones bomba provenientes del Pacífico podrían provocar fuertes lluvias, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en toda la costa Oeste de los Estados Unidos, según informó AccuWeather.

No obstante, las precipitaciones pondrían punto y final a la temporada de incendios de 2021 aunque con respecto a la sequía, esta no se verá especialmente aliviada pese a que podrían caer hasta 20 pulgadas de agua la próxima semana solo en California.

Según estimaciones, las tormentas podrían tener la potencia y vientos similares a los de un huracán de categoría 3 en la escala Saffir-Simpson.

“Esta lluvia llega aproximadamente un mes antes del promedio y será muy bienvenida para combatir los incendios restantes, particularmente en el norte de California”, dijo Jon Porter, de AccuWeather.

Las autoridades en California calculan que durante la temporada de incendios de 2021 los fuegos han consumido más de 2 millones de acres los últimos meses. Incluso, todavía hay 17 incendios activos hasta ahora, incluyendo los del Complejo KNP y Alisal, aunque ambos estén contenidos en un 53 y un 93% respectivamente.

A pesar de que las lluvias podrían aliviar parte de la sequía y extinguir los incendios activos en California, se prevé que las precipitaciones del primer ciclón bomba que llegaría este fin de semana provoque hasta 2 pulgadas de lluvia por hora a lo largo de la costa Oeste, pero especialmente en San Francisco y Los Ángeles.

La presión atmosférica de la primera de las tormentas es de 951 milibares este jueves cuando el miércoles estaba en 986, por lo cual se confirma que sufrió una bombogénesis, que es cuando la presión disminuye de manera significativa antes de las 24 horas, lo que aumenta la peligrosidad del sistema atmosférico.

Esta tormenta, según su presión, es más potente que el huracán Larry, que cuando llegó a categoría 3 sus milibares disminuyeron a 955. Es por esa razón que estos ciclones bomba del Pacífico serían especialmente peligrosos para la costa Oeste del país.

La tarde del jueves, las autoridades canadienses registraron vientos de más de 100 millas por hora en la isla Solander. Larry, por ejemplo, provocó vientos máximos sostenidos de 120 mph.

Según AccuWeather, hay exactamente tres ciclones bomba en dirección a la costa Oeste de los Estados Unidos y Canadá. El primero ya está en la costa y afectaría la región hasta este fin de semana, el segundo podría afectar las costas a partir del lunes hasta el miércoles y luego el viernes el último ciclón llegaría a territorio nacional.

Si bien es cierto que con el paso de los días estos sistemas se debilitan, la tormenta llegó a descargar hasta 5 pulgadas de lluvia el jueves. Durante la temporada de lluvias de California solo se habían registrado 0.40 pulgadas de precipitación, lo que empeoró la sequía y los incendios en la región.

Los meteorólogos calculan que la segunda tormenta que llegaría a inicios de la semana que viene será la más fuerte de las tres. El agua podría ser demasiada para los terrenos secos y quemados y podrían provocar inundaciones urbanas e incluso cortes eléctricos debido también a los poderosos vientos.

El domingo las ciudades de Sacramento y San Francisco serán especialmente afectadas por las lluvias. Se prevé que caigan hasta 5 o más pulgadas rápidamente, por lo que será necesario tomar las previsiones pertinentes.

Con respecto a todo el estado de California, se calcula que hasta 20 pulgadas de lluvia podrían caer desde el viernes hasta el próximo martes, a la expectativa de lo que podría dejar la tercera tormenta para el fin de semana.

“Las tormentas tendrán un impacto positivo en el nivel freático, pero no serán suficientes para resolver todos los problemas del agua que se han ido agravando durante muchos años además de los peligros a la vida que pueden llevar esas precipitaciones”, culminó Porter.

Lee también:
NOAA pronostica un clima más cálido y seco en varias zonas de los Estados Unidos durante el invierno
Esto es lo que le sucede a la vida silvestre cuando es afectada por incendios forestales
ONU: El cambio climático destruirá los glaciares en África y aumentará la inseguridad alimentaria en la región