Tesla Full Self-Driving presenta fallas en su última actualización

Además de ser objeto de una investigación de la NHTSA, el sistema de conducción semiautónoma de Tesla ha estado presentando algunos problemas luego del lanzamiento de su última actualización

Tesla Full Self-Driving es un sistema de conducción semiautónoma de nivel 2, según la escala SAE.
Tesla Full Self-Driving es un sistema de conducción semiautónoma de nivel 2, según la escala SAE.
Foto: Malte Helmhold / Unsplash

Luego del lanzamiento de la nueva actualización del Full Self-Driving, anunciada hace algunas semanas, Tesla registró algunos problemas que la obligaron a suspenderla, según informa Roadshow. El sistema de conducción semiautónoma de nivel 2 en la escala de la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE, por sus siglas en inglés), alcanzó por unas horas su versión beta 10.3, pero debido a estos inconvenientes la actualización fue revertida a la versión anterior.

Los problemas fueron reportados por usuarios en redes sociales, quienes aseguraban que sus autos no respondían a ciertas funciones luego que la actualización entró en curso. De acuerdo con los reclamos de tales propietarios, las fallas estaban relacionadas con algunos sistemas de seguridad, como el frenado automático de emergencia o las advertencias de colisión frontal, características que no funcionaban correctamente durante la marcha. Algunas personas también experimentaron que sus autos frenaban repentinamente sin su intervención. Todos estos hechos hicieron que Elon Musk, CEO de la compañía, no tardara en pronunciarse al respecto a través de Twitter, como acostumbra, ofreciendo algunos detalles sobre la medida.

Foto del interior de un Model Y de Tesla
Como parte de su investigación, la NHTSA pretende comparar el funcionamiento del Autopilot con otros sistemas similares existentes en la industria./ Foto: cortesía Tesla.

A través de su cuenta oficial, Elon Musk aseguró que esta medida será temporal y recordó que este tipo de actualización depende mucho de la intervención de los usuarios, por lo tanto, no está exenta de problemas. La concesión de cierta responsabilidad a los conductores también ha sido una de las medidas que la compañía ha implementado luego de que se iniciara la investigación de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA): para determinar el papel de los conductores en varios choques de sus autos contra vehículos de emergencia mientras estaban en piloto automático, Tesla implementará el uso de cámaras en el interior de la cabina de ahora en adelante.

Foto del interior del Model 3 de Tesla
Con el lanzamiento, la compañía ofreció mayor apertura para que los propietarios tuvieran la oportunidad de probar su tecnología, siempre y cuando registraran un buen desempeño./ Foto: cortesía Tesla.

A pesar de ser considerado por la compañía como un sistema que ofrece completa autonomía, el Full Self-Driving no se corresponde con esta descripción ya que no se encuentra en el nivel 5, que es el máximo nivel fijado por la SAE para designar a los vehículos plenamente autónomos. En ese sentido, por encontrarse en el nivel 2, realmente es un sistema de conducción semiautónoma que necesita de la presencia del conductor para poder operar de manera segura.

También te puede interesar: Tesla cambia la composición de las baterías de sus autos eléctricos para reducir costos