Familia de California milagrosamente se salva de morir aplastada por secuoyas gigantes durante tormenta

Los enormes árboles cayeron sobre la casa rodante donde vivía la familia temporalmente, mientras construyen su nueva casa

La tormenta del fin de semana en California, removió el suelo y provocó el derribo de las secuoyas.
La tormenta del fin de semana en California, removió el suelo y provocó el derribo de las secuoyas.
Foto: DAVID MCNEW / AFP / Getty Images

Una comunidad de California se organizó para apoyar económicamente a una familia de cuatro miembros, que escapó milagrosamente de la muerte después de que varias secuoyas gigantes cayera sobre su cámper.

Matthew Boersma dijo que se sentía extremadamente afortunado de que nada peor le sucediera a él y a su familia después de que la tormenta azotara el condado de Marin el domingo, informó a la cadena KGO-TV, afiliada de ABC.

Mientras Boersma dormía en su cama alrededor de las 18;00 horas, varias secuoyas enormes se derrumbaron sobre su vehículo cámper, aplastando su hogar temporal por la mitad.

Los enormes árboles cayeron sobre la casa rodante donde vivía la familia temporalmente, mientras construyen su nueva casa
Los enormes árboles cayeron sobre la casa rodante donde vivía la familia temporalmente, mientras construyen su nueva casa. / Cortesía: GoFundMe.

La esposa de Boersma, Danielle Brajkovich, también estaba en la casa rodante en ese momento con una de sus hijas y sus dos perros, mientras que su otra hija estaba en la carpa de construcción afuera, según el medio.

“Si hubiera superado otros 15 centímetros, todo el árbol me habría aplastado”, dijo Boersma a KGO-TV. “El otro lado de la cama está completamente aplanado y ahí es donde duerme Danielle, así que, si se hubiera acostado a descansar conmigo, probablemente estaría muerta”.

El incidente se produjo en un momento desafortunado para la familia, que se había alojado en la casa rodante durante el último año mientras se construía su nueva casa en Kentfield.

El accidente ocurrió una noche después de que sacrificaran a su perro Maiu, según una página de GoFundMe que fue creada para la familia por el compañero de trabajo de Boersma, Dave White.

“La noche antes de que los árboles destruyeran su casa rodante, Matthew hizo que un veterinario pusiera a descansar a Maui, su perro más joven”, escribió White.

“Maui era básicamente un cachorro grande, a los 9 meses de edad. Maui comenzó a sufrir hace varias semanas de un tumor encontrado en su pulmón, y solo aumentó”.

“Fue un acto de misericordia, y Maui será extrañado por su familia y por la gente del trabajo de Matthew, quienes interactuaron con Maui cada vez que Matthew lo llevaba al trabajo”, continuó White. “Era un gigante gentil”.

La familia le dijo a KGO-TV que los árboles cayeron después de que recibieron más de un pie de lluvia durante el fin de semana.

También hicieron que un especialista inspeccionara los árboles recientemente y determinara que estaban a salvo, pero eso no impidió que se desarrollara el momento aterrador.

“La tierra simplemente cedió y luego los árboles, tres de ellos al mismo tiempo, se derrumbaron justo en la parte superior del vehículo”, señaló Brajkovich.

“Me desperté y escuché a Danielle gritar por los perros y me di cuenta de que este árbol estaba justo contra mi hombro”, recordó Boersma a la cadena. “Vi una pequeña apertura, así que extendí la mano y dije: ‘¡Oye, estoy bien!'”

Brajkovich dijo más tarde que no podía evitar sentir que Maiu jugó un papel en salvar la vida de su esposo.

“Nuestro perro acababa de fallecer la noche anterior”, explicó entre lágrimas al medio. “Creo que fue nuestro ángel de la guarda y le salvó la vida porque si el árbol no se hubiera caído y no hubiera quedado atrapado entre otros dos árboles, habría muerto aplastado”.

Aunque Boersma sobrevivió a la terrible experiencia, sufrió una conmoción cerebral al ser golpeado en la cabeza por el tronco del árbol,

Leer más
* Un gigante envuelto en mantas: luchan por salvar del fuego a las icónicas secuoyas de California
* Dos ciclones bomba más caerán sobre la costa oeste de EE.UU. y se extenderán hasta Los Ángeles y San Diego
* Tres ciclones bomba se dirigen a la costa Oeste: generarían inundaciones repentinas y deslaves en California